24.9 C
New York
jueves, julio 25, 2024

Colombia apagó la “garra charrúa” y jugará la final de la Copa América 2024 vs. Argentina

Por  Edgardo Avelar

La selección de Colombia supo cómo transformarse en los momentos clave del duelo de semifinal de la Copa América para vencer a una rocosa selección de Uruguay 1-0 en Charlotte y así llegar a la gran final. Han pasado 23 años desde la última vez que Colombia estuvo en una final del torneo.

La escuadra cafetera supo crecer en los momentos álgidos de un partido bravo en todas las circunstancias y salir adelante con 10 hombres por la expulsión de Daniel Muñoz antes del medio tiempo hasta poder convertirse en finalista de la actual edición del máximo certamen futbolístico del Continente Americano.

Colombia extendió a 28 partidos su racha de encuentros sin conocer la derrota, ya que su último tropiezo fue en febrero de 2022, y a partir de ese momento han armado una plantilla llena de recursos futbolísticos comandada por el portero Camilo Vargas, la estrella James Rodríguez y la actual figura de los colombianos, Luis Díaz, para ir en busca de su segundo título de la Copa América en los últimos 23 años.

El mérito de Colombia dirigida por el argentino Néstor Lorenzo fue saber aguantar con 10 hombres durante 52 minutos de acción en la segunda parte, después de que casi al finalizar la primera parte el defensa Daniel Muñoz fue colmillado por el uruguayo Manuel Ugarte para responder con un codazo un aparente pellizco que mereció la segunda amarilla y salir del terreno de juego.

El gran remate de cabeza en el minuto 39 de Jefferson Lerma tras un saque de esquina colgado por James Rodríguez ante la complicidad del portero uruguayo Sergio Rochet marcó la diferencia en el Bank of America Stadium de Charlotte y después de una segunda mitad de angustias, de bajar hasta el tren, terminaron agenciándose el billete para regresar a una gran final de Copa América después de 23 años y ahora contra Argentina.

Colombia supo sacar provecho de su formación inicial que tuvo a Uruguay en un puño en la primera mitad, sobre todo porque Uruguay con la finalidad de suplir la baja del suspendido Nahitan Nández, intentó jugar con línea de tres, pero la lesión de Rodrigo Bentancur hizo que tuviera que ajustar sobre la marcha.

Uruguay's Mathias Olivera holds his head after Colombia's Jefferson Lerma scored his side's first goal during a Copa America semifinal soccer match in Charlotte, N.C., Wednesday, July 10, 2024. (AP Photo/Julia Nikhinson)
Jefferson Lerma inicia el festejo del gol de la victoria que puso a Colombia en la gran final de la Copa América 2024 al vencer a Uruguay 1-0.
Crédito: Julia Nikhinson | AP

Pero la expulsión de Muñoz y la lesión de Richard Ríos hicieron que las cosas se le pusieran en bandeja de plata a Uruguay, pero sin que pudiera tener las ideas claras para poder vencer la meta de Camilo Vargas, al grado de que terminaron desesperados por no poder encontrar la fórmula contra la meta colombiana más allá de aventar hasta el tren contra la meta cafetera.

Inclusive Uruguay, con un Marcelo Bielsa descompuesto en la banca, echó mano de su legendario “killer” Luis Suárez, quien estrelló un tiro en el poste, pero ni con eso pudieron cambiar la historia del partido e inclusive los colombianos estuvieron más cerca de aumentar el marcador con dos opciones claras que dejó escapar el ex jugador del América de México, Mathaeus Uribe, dejando al final el 1-0 para el pase de Colombia a la gran final.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
28SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos