23.4 C
New York
jueves, julio 25, 2024

Danya Benítez, la inmigrante que crea rompecabezas para papá

La pandemia obligó a Danya Benítez a sacar toda su creatividad y crear un negocio de creación de artículos personalizados para todo tipo de ocasión.

“Cuando la oficina para la que trabajaba cerró, dije tengo qué hacer algo; y siempre quise ser mi propia jefa para tener tiempo para mis hijos, porque no hay nada como tener tu propio negocio”, dice Danya, quien aunque comenzó su emprendimiento al estallar covid-19, hace apenas un año lo registró como XpresArte Boutique Artesanal.

Danya Benítez, es una inmigrante mexicana nacida en Nayarit, México, quien hace casi 11 años vino a vivir a Los Ángeles, es madre de tres hijos de 13 y 9 años y un bebé de siete meses;  y vive con su familia en la ciudad de Maywood.

Danya Benítez muestra uno de los rompecabezas creados por ella.
Crédito: Araceli Martínez Ortega | Impremedia

Cuando en marzo de 2020 se vino la pandemia, y Danya se vio sin empleo, además sola con dos hijos porque un año antes se había divorciado, empezó a buscar formas de generar ingresos.

“En México, me gradué como maestra de preescolar, y me gustan mucho las manualidades. Así que empecé a hacer diademas y moños para vender”.

Pero al mismo tiempo, se puso a tomar curso tras curso sobre ventas,  y creación.

“Hablé con mi hermana que vive en Querétaro para que me ayudara a contactar artesanos en México y vender sus productos en Estados Unidos. Así fue como nació XpresArte, Boutique Artesanal”.

Danya Benítez empaca sus rompecabezas dedicados a papá en pequeños frascos.
Crédito: Araceli Martínez Ortega | Impremedia

Sin embargo, cuenta que sentía que le faltaba algo. “Quería vender algo especial que yo creara con mis propias manos y que dejara algo de mí en esos productos”.

Tras tomar el curso Mujeres y Dinero en enero, logró el impulso para sacar sus permisos de venta para su negocio, y registrarlo.

“Al mismo tiempo ya tenía una nueva pareja, un bebé y estaba estudiando para la ciudadanía. Se me hacía que no iba a poder con todo, pero mi niño Oliver nació con su torta”.

Por otra parte, platica que la organización que le dio el curso Mujeres y Dinero, la ayudó en todo el proceso para establecer su pequeño negocio.

“Empecé a invertir y a tomar más cursos. Antes de eso, se me hacía imposible tener un negocio, y que me pudiera dar una ganancia”.

Danya Benítez también crea lámparas con globos para celebraciones especiales como los cumpleaños.
Crédito: Araceli Martínez Ortega | Impremedia

Los rompecabezas

Danya comparte que cuando va a venir una fecha importante, siempre piensa en crear algo innovador.

“Regalarle a un hombre, se me hace más difícil, pero pensé en algo dinámico para el Día del Padre; y dije, qué tal si hago unos rompecabezas sublimados con la imagen del papá con sus hijos”.

Detalla que para hacer los rompecabezas necesita la foto del padre con su hijo o sus hijos, la cual convierte en pintura con la ayuda de una aplicación.

“Al dibujarla, la foto agarra color y la imagen se hace más viva, y yo le quito el fondo para que solo quede el papá con el hijo; y también a la frase como Best Dad (El Mejor Papá), le meto la foto”.

Dice que tuvo la idea de diseñar un buen empaque para los rompecabezas, y decidió desarmarlo, y meterlo en un frasco que también lleva la imagen del padre con sus hijos.

“Cuando los anuncié en las redes sociales, recibí bastante mensajes con pedidos; y es que yo quería un regalo para los papás, en el que pudieran interactuar con sus hijos, y mis rompecabezas cumplen ese objetivo”.

La creatividad de Danya Benítez es expresada también sus camisetas con originales mensajes.
Crédito: Araceli Martínez Ortega | Impremedia

Regalar momentos

Danya dice que la meta de su negocio de artículos personalizados es regalar momentos especiales.

“Hago tazas con sus empaques, separadores de libros, botellas, arreglos y recuerdos para todo tipo de celebraciones”.

También ha creado camisetas con frases del dominio popular o hasta de su propia creación que hagan a la gente sonreír cuando las vea.

“Hice unas camisetas que decían: “Al que obra mal, se le pudre el tamal”; y a mi compañero, le hice una que dice: “Prietos tus codos, yo soy tu olor a canela tentación”.

Recientemente empezó a confeccionar cajitas de dulces para cumpleaños.

“Yo tengo el equipo para hacer todo, desde el diseño hasta que el producto está acabado”.

Agrega que hace decoración de mesas para fiestas, y hasta lámparas de globos que funcionan y pueden durar años con un buen cuidado.

“Hago arreglos personalizados para cualquier celebración. Se puede personalizar lo que sea y con cualquier material”.

Los separadores de libros de Danya Benítez hechos a base de resina.
Crédito: Araceli Martínez Ortega | Impremedia

¿Ya te da ganancias tu negocio?

“Todo este primer año, ha sido puro invertir e invertir, pero hace un año que registré mi negocio, dije tengo que ir con todo, no voy a ver ganancias al principio, pero no me voy a rendir”.

Además de vender en línea a través de sus redes sociales, Danya acuden a las ferias a vender sus productos artesanales y sus creaciones.

Revela que uno de sus mayores sueños es crear una fundación para ayudar a los niños de Tijuana con comida, ropa y educación artística.

“Me gustaría que todos esos niños de los inmigrantes que están cerca de la línea, pudieran ir a un lugar a prepararse para tener un mejor futuro que sus padres”.

Danya Benítez con su compañero y sus tres hijos.
Crédito: Araceli Martínez Ortega | Impremedia

Dice que ella vivió dos años en Tijuana, y observó la necesidad que hay en esa frontera.

“Por eso cuando vine a Los Ángeles y vi tanta abundancia en ropa y comida, empecé a llevar donaciones a los niños de Tijuana con la ayuda de gente buena que también me traía ropa para llevarles. Y siempre traigo en mi cabeza, hacer una fundación para los niños”.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
28SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos