9 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Demócratas aprobarían expulsiones expeditas de inmigrantes a cambio de ayuda para Ucrania

Los demócratas en el Congreso estarían dispuestos a retomar las expulsiones expeditas en la frontera, a cambio de que los republicanos avalen el presupuesto suplementario de más de $100,000 millones solicitado por el presidente Joe Biden.

Además, los congresistas demócratas también cederían a otras medidas restrictivas que los republicanos proponen.

Así lo reveló la agencia EFE con fuentes cercanas a la negociación que lleva varias semanas en el Congreso, pero miembros del Caucus Hispano han rechazado apoyar las propuestas.

En octubre, tras el ataque terrorista de Hamás en Israel, el presidente Biden envió una petición de $106,000 millones de dólares para enviar ayuda a Ucrania, Israel y el Indo-Pacífico.

El paquete de financiamiento adicional también contempla casi $14,000 millones de dólares para la frontera con México, a fin de aumentar vigilancia y contratar más personas, a pesar de ello, los republicanos exigen otras reformas.

En las conversaciones entre demócratas y republicanos del Congreso han estado presentes funcionarios de la Administración Biden, entre ellos el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Alejandro Mayorkas.

En ellas se ha barajado la posibilidad de imponer una nueva norma que permita las expulsiones expeditas de migrantes en la frontera, similar al polémico Título 42 utilizado durante la pandemia de covid-19, que fue levantado en mayo de este año.

La medida, indicaron las fuentes, entraría en vigor cuando se sobrepase un número específico de detenciones diarias de indocumentados e impediría a los migrantes solicitar asilo en la frontera con México.

Bajo la ley actual de asilo, que se adoptó tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos se comprometió a dar protección a las personas que no pueden volver a sus países por miedo a persecución por motivos de “raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política”.

Para obtener esta protección, es requisito también que la persona esté en suelo estadounidense.

Otras medidas que están siendo consideradas en las negociaciones, adelantaron las fuentes, es expandir a nivel nacional el poder de las autoridades para deportar a personas sin necesidad de pasar por un juez de migración y retener a los migrantes y solicitantes de asilo en centros de detención mientras se deciden sus casos.

Al ser preguntada por EFE sobre estas propuestas, la Casa Blanca no confirmó la información.

El presidente ha dicho que está abierto a compromisos si los negociadores en el Senado siguen trabajando para lograr un paquete con apoyo de los dos partidos”, señaló un portavoz del Gobierno estadounidense.

Al llegar al poder, la Administración de Biden prometió dar marcha atrás a las políticas restrictivas a la migración y al asilo que habían sido impuestas por el expresidente republicano Donald Trump (2017-2021).

Sin embargo, frente a un aumento histórico en el movimiento de personas en todo el continente, el Gobierno ha dando marcha atrás a esta postura, lo que ha provocado fuertes crítica por parte de organizaciones en defensa de los derechos humanos.

“Es profundamente desalentador ver al Gobierno de Biden participar en estas negociaciones dañinas y es una traición a las promesas de campaña del presidente de restaurar nuestro sistema de asilo”, dijo a EFE Robyn Barnard, directora para el programa de refugiados de la organización Human Rights First.

La Casa Blanca alertó este lunes de que a final de año el Gobierno estadounidense no tendrá dinero para apoyar a Ucrania en su lucha contra Rusia y se quedará sin recursos para adquirir más armas para Kiev.

Con información de EFE

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos