9 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

En uno de los mejores partidos de la temporada, Real Madrid venció al Atlético Madrid y es finalista de la Supercopa de España

  • ESPN.com

10 de ene, 2024, 16:47 ET

En un partidazo por la primera semifinal de la Supercopa de EspañaReal Madrid venció al Atlético Madrid por 5-3 y es finalista. Los goles para el Merengue fueron anotados por Antonio RüdigerFerland MendyDani CarvajalStefan Savic en contra y Brahim Diaz . En el Colchonero marcaron Mario HermosoAntoine Griezmann y Rüdiger en contra.

Los equipos de Carlo Ancelotti y Diego Simeone deleitaron a todos los presentes en el Estadio KSU de Arabia Saudita. Los dos equipos más importantes de la capital de España desplegaron un fútbol de ida y vuelta en la primera parte, siendo uno de los mejores 45 minutos de la temporada.

El primer golpe llegó con la mejor arma del conjunto del Cholo, la pelota parada. Griezmann ejecutó un precioso tiro de esquina y Hermoso conectó un gran cabezazo para vencer la resistencia de Kepa a los seis minutos de iniciado el encuentro.

El conjunto Blanco comenzó a presionar con el resultado abajo y la pelota parada fue el peor enemigo del Colchonero ahora.

Luka Modric tiró un gran centro y Rüdiger metió un enerme cabezazo para establecer el empate uno a los 20 minutos, pero no se conformaron con eso.

Solo habían pasado 9 minutos de la igualdad, cuando Carvajal encontró a Mendy ingresando como delantero por el área y el frances, con una sutil definición, estableció el 2-1 parcial.

En ese momento, salió a relucir el buen juego del equipo de Cholo con Griezmann como igura principal. Con un solo movimiento, el delantero francés se sacó de encima las marcas de Rüdiger y Modric, y con un buen remate cruzado de derecha, puso el 2-2 con el que los equipos se fueron al entretiempo.

Antes de que el árbitro marcara el final de la primera parte, Jan Oblak le sacó un pelotón a Rodrygo para mantener la igualdad.

El arranque del complemento no fue tan vertiginoso y ambos equipos sacaron el pie del acelerador en comparación a la velocidad que implementaron en la primera parte.

En este juego más lento, los de Ancelotti se amigaron con el control de la pelota y buscaron romper la línea defensiva del Colchonero, presionando cerca de la mitad de la cancha.

A pesar de esto, ninguno de los equipos pudo imponer condiciones y se los vio muy cautos a la hora de intentar crear situaciones.

Corrían 78 minutos, cuando un centro desde la izquierda que no traía ningún peligro, terminó en un blooper insólito.

Kepa buscó despejar con los puño, le pelota le pegó en la espalda a Rüdiger y se le metió por arriba al arquero lo que parecía ser el 3-2 definitivo.

La igualdad en los 90 minutos llevó la definición al alargue y ahí, la fortuna jugó a favor del Real Madrid.

Carvajal, que fue la figura del partido, tiró un centro venenoso a los 115 minutos y la pelota rebotó en la pierna izqueirda de Savic. El balón picó en el suelo y se le metió a Oblak para el 4-3.

Jugados y con su arquero buscando el empate agónico, Díaz aprovechó que estaba el arco solo y decretó el 5-3 final.

Este clásico será recordado como uno de los mejores que se disputó en los últimos años y ahora el Real Madrid espera en la final por el ganador del Barcelona y Osasuna.

Joselu entró a la semifinal de la Supercopa contra el Atlético en el minuto 106 y 11 después protagonizó el gol que le daba ventaja al Real Madrid.

JOSELU se acostumbró rápido a ser un recurso para Ancelotti. Tan imposible que ocupase el lugar de Benzema como en su momento ocurrió con Mariano y Cristiano Ronaldo, el ex delantero del Espanyol acogió rápido, sin rechistar y siempre con una sonrisa, su papel de recurso para Ancelotti. Y en Arabia volvió a cumplir con su cometido. Entró a la semifinal de la Supercopa contra el Atlético en el minuto 106 y 11 después protagonizó el gol que le daba ventaja al Real Madrid, antes del definitivo tanto de Brahim, en tiempo añadido.

No necesitó ni marcar porque ese dudoso honor le correspondió a Savic en propia puerta, pero su presencia al centro, soberbio, de Carvajal, fue suficiente para que el defensa serbio redondease su particular noche de pesadilla y catapultase a un Madrid cuyo espíritu de supervivencia y ambición premió con la clasificación para la final del domingo.

Canterano del Celta y que tras pasar por el filial merengue en 2011 llegó a jugar (y marcar un gol) con el primer equipo del Madrid, Joselu, ya con 33 años, regresó al Bernabéu el pasado verano, procedente del Espanyol y consciente de su papel secundario en los planes de Carlo Ancelotti. En 1,218 minutos jugados suma ya diez goles, unos números notables… Y que vistos en concreto demuestran su validez. Gracias a sus dianas el Real venció a Getafe y Real Sociedad. Y su doblete sirvió para ganar en Berlín, en la Champions.

Y en Arabia ni marcar precisó finalmente. Su cabezazo cruzado, fue a impactar con el pie de Savic lo suficiente como para despistar a Oblak. Y sentenciar la remontada definitiva de un Madrid que el domingo buscará el primer título de la temporada.

ANTOINE GRIEZMANN merecía la final de la Supercopa. Un gol, soberbio y contra el Real Madrid nada menos. Y siendo el que le convierte en el máximo realizador histórico del Atlético de Madrid superando a Luis Aragonés para alcanzar las 174 dianas como colchonero en 368 partidos y durante siete temporadas y media divididas en dos etapas.

La suerte, sin embargo, volvió a darle la espalda a su Atlético, y a él mismo, contra el gran rival ciudadano en una noche, otra, que le será difícil de olvidar. No a la altura de aquel penalti que falló en la final de la Champions de 2016, pero sí lo suficiente para quedar, otra vez, marcado por el infortunio.

Es Griezmann la mejor imagen de este Atlético contestón y revolucionario contra la lógica. Una calidad tan exquisita que provoca siempre la misma pregunta: ¿qué le pasó en el Barcelona? Pero que, aparcando aquel paso tan discreto por el Camp Nou, coloca en el escenario, para señalarle, a Joao Félix. El portugués llegó al Atlético en 2019 para sustituirle. Y tres años y medio después uno sigue deambulando como un fantasma, ahora vestido de azulgrana, y el otro es leyenda de rojiblanco.

TONI KROOS Tomó el puesto de un agotado Modric bien entrada la segunda parte y su entrada en el partido fue providencial para entender la mejoría y dominio del Madrid hasta el final. Ni el autogol de Rudiger que avanzó al Atlético poco después ni los pitos indisimulados que le dedicó la afición árabe descentraron al veterano mediocampista alemán, que volvió a mostrar que cumplidos los 34 años sigue siendo una pieza excepcional para el Real Madrid, que sigue esperando su decisión de renovar o abandonar el club al acabar la temporada.

STEFAN SAVIC Le costará olvidar este partido en Riad. Rudiger le ridiculizó en el inicial empate madridista, dejándole clavado a la salida de un corner lanzado por Modric, para rematar imperial a la red de Oblak y Joselu le aplatanó en el centro de Carvajal que no supo ir a la anticipación para ver como el balón le rebotaba y entraba en su propia portería. Si es cierto que anduvo siempre muy atento a los balones aéreos y se mostró rápido y expeditivo al corte, esas dos jugadas precisas le dejaron marcado.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos