7 C
New York
martes, febrero 27, 2024

Esta es la historia del semáforo y su creador tras 100 años de su invención

https://cnnespanol.cnn.com/

https://cnnespanol.cnn.com/

(CNN) — Cada vez que Sandra Morgan se encuentra en un cruce y ve el semáforo cambiar de verde a amarillo, siente un toque de orgullo. «Recuerdo mi herencia familiar única y la contribución de mi abuelo a la seguridad pública», contó Morgan a CNN.

100 años después de que su abuelo Garrett Morgan patentara el semáforo de tres posiciones, Sandra está orgullosa de su legado y a menudo le sorprende que su invento haya salvado un número incalculable de vidas. Pero el origen del semáforo de Morgan derivó de una tragedia, reveló Sandra.

Paralizar el tráfico

Antes de que se patentara el invento de Garrett Morgan, en 1923, los agentes operaban manualmente las señales de tráfico con solo dos instrucciones: detenerse y avanzar.

Las carreteras estaban congestionadas con carruajes tirados por caballos, tranvías, automóviles, bicicletas y peatones, según Rebekah Oakes, historiadora de patentes y marcas de Estados Unidos.

«Muchas personas eran conductores nuevos», detalló.  “Entonces, había mucho caos en las carreteras y poca estandarización y señales”.

Sin un intervalo entre detenerse y continuar, los patrones de tráfico no tuvieron tiempo de adaptarse a los cambios de señales. Los accidentes ocurrían con frecuencia y muchas veces fueron fatales.

«Debido al caos y la novedad de los vehículos, había una probabilidad muy alta de que ocurrieran accidentes», apuntó Oakes.

El propio Morgan fue testigo de una terrible colisión entre un carruaje tirado por caballos y un vehículo en una concurrida intersección de Ohio, que, según Oakes, lamentablemente, era común en ese momento.

«Mi tío John (John Morgan) y mi padre (Garrett Morgan Jr.) estaban en el auto con mi abuelo y vieron el accidente», dijo Sandra Morgan.

Pero ese acontecimiento, añadió, desencadenó la idea de Morgan que le salvó la vida: agregar una señal de «precaución» entre detenerse y arrancar.

Western Reserve Historical Society

Hoja publicitaria del Morgan Safety System, un sistema de señales de tráfico de alrededor de 1923. (Western Reserve Historical Society)

El 20 de noviembre de 1923, la Oficina de Patentes de Estados Unidos concedió a Morgan una patente por su invento mejorado de señales de tráfico.

«Su patente para un semáforo mecánico contenía un paso intermedio entre ‘parar’ e ‘ir’ que despejaba la intersección», dijo Oakes. “Hoy la conocemos como luz de precaución o luz amarilla”.

El diseño original de Morgan era un poste en forma de «T» con tres brazos que controlaba el flujo del tráfico a través de una intersección. Oakes dijo que la señal intermedia o de «precaución» se produjo cuando los tres brazos se levantaron, indicando que el tráfico debía detenerse en todas direcciones.

El diseño de Morgan también podría ajustarse a la densidad del tráfico. Por la noche, o durante períodos de poco tráfico, “la señal Morgan podría colocarse en posición de media asta, alertando a los automovilistas que se aproximaban para que avanzaran por la intersección con precaución”, según el Departamento de Transporte de Estados Unidos.

General Motors compró la patente de Morgan para la señal de tráfico en 1923 por US$ 40.000, el equivalente a más de US$ 700.000 actuales.

En ese momento, Oakes señaló que la electricidad estaba empezando a integrarse en las infraestructuras de la ciudad y que General Motors estaba interesada en comprar derechos sobre múltiples patentes de diferentes señales de tráfico.

«Tomaron la idea de la patente de Morgan para esa señal intermedia para despejar la intersección y la agregaron a las señales de tráfico eléctricas», dijo Oakes.

Un siglo después, hay más de 300.000 intersecciones señalizadas en Estados Unidos, según Steve Kuciemba, director ejecutivo del Instituto de Ingenieros de Transporte.

«Garrett Morgan vio un problema, ideó una solución y 100 años después todos seguimos usando alguna variación de su invento original», dijo Kuciemba.

 

El Edison negro

Morgan nació en París, Kentucky, en 1877. Sus padres fueron esclavos. Asistió a una escuela segregada para niños negros y destacó en sus clases, según su nieta.

“Esencialmente en términos de educación formal, tenía educación de sexto grado”, dijo Sandra Morgan. “(Pero) él siempre estaba buscando información».

Cuando era adolescente, Garret Morgan se mudó a Cincinnati para buscar trabajo y contrató a un tutor para continuar su educación. Más tarde se mudó a Cleveland, donde comenzó a trabajar en la industria textil y conoció a su esposa, Mary.

En 1909, Morgan era dueño de un exitoso taller de reparación en Cleveland, donde reparaba y vendía máquinas de coser, y de una sastrería donde confeccionaba trajes, vestidos y abrigos.

También fundó Cleveland Call en 1919, un periódico local para los residentes negros de la ciudad, que luego se fusionaría con el diario Cleveland Post para convertirse en Call and Post, uno de los periódicos de mayor éxito en el estado.

A pesar de hacer malabarismos con múltiples trabajos, su nieta contó que Morgan siempre tuvo pasión por la invención, junto con su espíritu emprendedor.

Y con el tiempo, Morgan acuñaría un nuevo apodo. “Se llamaba así mismo Black Edison (el Edison negro)”, dijo su nieta.

(Western Reserve Historical Society)

Un folleto publicitario de una capucha de seguridad nacional y protector de humo. 1914. (Western Reserve Historical Society)

La explosión del lago Erie

En 1912, Morgan creó una capucha de seguridad que hacía más fácil y seguro respirar en ambientes tóxicos o llenos de humo. El diseño fue el precursor de la máscara de gas actual.

Dos años más tarde, Morgan recibió dos patentes para los inventos. Este diseño ganó el primer premio en la Segunda Exposición Internacional de Seguridad y Saneamiento.

A pesar de su éxito como empresario e inventor, Sandra Morgan dijo que su abuelo todavía estaba sujeto a un racismo y discriminación generalizados, y agregó que el clima racial llevó a Morgan a cambiar su estrategia comercial en lo que respecta a comercializar el dispositivo para respiración.

Morgan intentó intencionalmente ocultar su raza al anunciar el producto y confió en los socios comerciales de White para que actuaran como inventores cuando realizó demostraciones públicas de la capucha, reveló Oakes.

Pero en 1916, su artimaña quedó expuesta después de que una trágica explosión de gas natural en el lago Erie atrapara a un equipo de trabajo bajo tierra, según Oakes.

El Departamento de Policía de Cleveland se puso en contacto con Morgan y le pidió que trajera sus capuchas de seguridad al lugar. Además, Morgan se unió a otros voluntarios para liderar un equipo de rescate.

«Veinte personas murieron en total en el incidente y ocho personas fueron rescatadas», dijo Oakes.

Si bien la explosión atrajo la atención nacional, también lo hizo la verdadera identidad de Morgan. “Cuando se corrió la voz sobre el rescate y su papel en él, se reveló que Garrett Morgan era un hombre negro”, detalló Oakes.

“De hecho, los clientes terminaron cancelando sus pedidos de la capucha de seguridad. Aunque el incidente obviamente reveló cuán importante y exitoso fue su invento”.

Aún así, la capucha de seguridad de Morgan fue adoptada por las estaciones de bomberos de todo el país y es la predecesora de las máscaras de gas utilizadas en la Primera Guerra Mundial.

(Bob Christy/Kent State University)

Sandra Morgan. (Bob Christy/Kent State University)

Salvando innumerables vidas

Aunque había prototipos de la capucha de seguridad y señales de tráfico en la casa de su infancia, Sandra Morgan dijo que nunca tuvo la oportunidad de conocer personalmente a su abuelo. El inventor murió cuando ella tenía solo un año, en 1963.

Poco antes de su muerte, el Gobierno de Estados Unidos concedió una mención a Garrett Morgan por la mejora de su señal de tráfico. En 2005, fue incluido en el Salón de la Fama Nacional de Inventores.

“Desde una edad temprana, entendí que él había creado estos elementos, aunque no necesariamente entendía cuán dramáticamente importantes eran”, dijo. «Eso vendría un poco más tarde».

El padre de Sandra, Garrett Morgan Jr., se aseguró de enseñarle sobre el legado de su abuelo.

Hoy, Sandra promete garantizar que ese legado no se olvide.

«Realmente he trabajado duro para asegurarme de que Garrett Morgan esté incluido en la parte de estudios sociales del plan de estudios escolar en el estado de Ohio», añadió.

Oakes estuvo de acuerdo en que se debe preservar el legado del inventor.

«No solo buscaba inventar por inventar, o comercializar y ganar dinero, aunque eso es ciertamente parte de su objetivo», apuntó Oakes. «También está tratando de hacer de su comunidad un lugar mejor».

Si bien las señales de tráfico han evolucionado a lo largo de los años, Sandra Morgan dijo que está orgullosa de que la innovación de su abuelo siga teniendo un impacto hoy en día.

“Los principios detrás de esto son los mismos que han sido durante los últimos 100 años. Ha marcado una gran diferencia en la forma en que fluye el tráfico, no solo en este país sino en todo el mundo”, dijo Morgan.

«Ha salvado innumerables vidas».

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos