14.1 C
New York
martes, mayo 21, 2024

Fiscalía: Bob Menéndez “era poderoso, también era corrupto”

El senador de origen cubano Robert Menéndez puso su poder “en venta”, dijo la Fiscalía de Estados Unidos en los alegatos de apertura del juicio que le sienta por corrupción, al acusarlo de ayudar a los gobiernos de Egipto y Catar a cambio de dinero, según trascendió este miércoles (15.05.2024).

“Era poderoso, también era corrupto”, aseguró la fiscal Lara Pomerantz al jurado de 12 miembros y 6 suplentes, que sellará su suerte al término de este juicio en el que también se sientan los empresarios Wael Hana y Fred Daibes. El juicio a su esposa, Nadine Menéndez, inculpada en la misma causa, ha sido pospuesto hasta julio de 2024 por problemas de salud.

Además, Menéndez está acusado de beneficiar al Gobierno de Egipto, proporcionando “información sensible” sobre el Ejecutivo de Estados Unidos y “adoptar medidas” secretamente en favor de ese país entre 2018 y 2022, así como de ayudar a Daibes para invertir en un fondo vinculado con Catar. A ello se suma otra imputación de la Fiscalía que lo acusó en marzo de 2024 de obstrucción a la justicia cuando se le investigaba por los sobornos recibidos.

“Puso su avaricia primero, puso su propio interés por encima del interés de la gente (a la que servía), puso su poder en venta”, afirmó Pomerantz y agregó que “esto no era la política de siempre, era la política con ánimo de lucro”.

La Policía halló en la casa del senador y su esposa en Nueva Jersey 480.000 dólares escondidos en una caja de seguridad, entre la ropa, bolsillos de chaquetas con su nombre y zapatos y 13 lingotes de oro. Su esposa también habría recibido un Mercedes-Benz descapotable, un anillo de diamantes y muebles.

En su turno, el abogado defensor Avi Weitzman trató de deslindar el trabajo del entonces presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado -a cuya presidencia renunció tras ser imputado- con los negocios de su esposa de origen libanés a la que conoció en 2018 y con quien se casó dos años después.

“Nadine tenía preocupaciones financieras”, reconoció Weitzman, pero se las había escondido al senador, según él. “Se aseguró de que Bob no estuviera en las conversaciones”, sostuvo la defensa, que expresó que ella se apoyaba en amigos y familiares para superarlas.

Tanto Menéndez como su esposa y los dos empresarios que se sientan en el banquillo, se declararon inocentes.

Este es la segunda vez que Menéndez se sienta en el banquillo por corrupción. En 2015, fue acusado de aceptar sobornos de vuelos en jets privados, vacaciones de lujo y más de 750.000 dólares en donaciones ilegales de campaña. Sin embargo, tres años más tarde, el juicio quedó sin efecto después de que el jurado fuera incapaz de llegar a un veredicto unánime y el Departamento de Justicia desistió de volver a juzgarlo.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos