15.3 C
New York
sábado, mayo 18, 2024

La avena es el alimento perfecto para reducir el azúcar en la sangre

Comenzar tus mañanas con un tazón de avena puede ayudar a evitar la diabetes gracias a que una dieta alta en fibra soluble ayuda a reducir los picos y valles de glucosa en la sangre.

Esto se debe principalmente, a que retarda la digestión de los carbohidratos simples y libera lentamente la energía de otros carbohidratos. Lo que da como resultado picos generales más bajos en la glucosa en sangre.

Una dieta saludable está bien equilibrada con tres macronutrientes: proteínas, grasas y carbohidratos. Todos son fuentes esenciales de energía y micronutrientes para ayudar a nuestro cuerpo a rendir al máximo.

Pero debemos saber que al igual que las proteínas y las grasas, no todas las opciones son iguales cuando se trata de carbohidratos.

Por ejemplo, una dieta rica en carbohidratos simples (carbohidratos que se convierten rápidamente en energía) puede generar un exceso de calorías y cambios desfavorables en los niveles de biomarcadores y resultados de salud.

Esto puede incluir enfermedades metabólicas, diabetes y triglicéridos altos. Los carbohidratos simples se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados, dulces y bebidas azucaradas. Sin embargo, algunos alimentos naturales como la fruta también contienen carbohidratos simples.

Cómo los carbohidratos afectan el azúcar en la sangre

Además de las vitaminas y minerales que se encuentran en los cereales integrales, la fibra es el nutriente que hace que los carbohidratos complejos sean tan beneficiosos para mejorar la salud en general.

Los cereales integrales son ricos en una forma de fibra en particular, la fibra soluble. Esta se llama así por su capacidad para absorber agua e hincharse en el tracto gastrointestinal. A medida que la fibra soluble se mueve por todo el cuerpo después de una comida o refrigerio, retrasa la absorción de los azúcares simples que también se incluyeron en la comida.

Y como si se tratada de una cadena, los azúcares simples que se comen solos, se absorben rápidamente en el torrente sanguíneo y provocan un aumento en los niveles de glucosa en sangre.

Cuando se consume sin necesidad de energía inmediata (como antes de acostarse o sentarse en un escritorio), el páncreas tiene la tarea de excretar suficiente insulina para que los niveles de glucosa en sangre vuelvan a la normalidad.

Esto da como resultado una serie de picos y valles en los niveles de glucosa en sangre a lo largo del día.

La meta es limitar la carga de trabajo de tu páncreas a lo largo de tu vida para lograr la disminución de probabilidad de que a medida que llegue a la vejez, tu páncreas se “desgaste”, dejándolo en un mayor riesgo de desarrollar diabetes.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos