11.5 C
New York
martes, abril 16, 2024

Más de mil millones de personas en todo el mundo son obesas: OMS

Más de mil millones de personas en todo el mundo están enfrentando el desafío de la obesidad, revelan las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respaldadas por un grupo internacional de investigadores.

Este dato alarmante, publicado en un artículo en The Lancet, señala un cambio significativo en la dinámica de la salud global, donde la obesidad supera en prevalencia al bajo peso en la mayoría de las naciones, incluidas aquellas de ingresos bajos y medianos que anteriormente luchaban contra la desnutrición.

“La obesidad ya no es solo un problema de los países desarrollados. Es una preocupación global”, advierte Majid Ezzati, autor principal del estudio y profesor en el Imperial College de Londres. Francesco Branca, jefe de nutrición de la OMS, respalda esta preocupación, destacando que la obesidad se ha convertido en un problema que afecta a personas de todas las condiciones económicas y geográficas.

Los datos revelan un aumento significativo en las tasas de obesidad, particularmente entre los niños y adolescentes. Entre 1990 y 2022, las tasas de obesidad en adultos se duplicaron, mientras que entre los niños y adolescentes de 5 a 19 años, se cuadriplicaron. Este aumento es especialmente alarmante dada la asociación entre la obesidad y numerosas enfermedades graves, como la diabetes, las enfermedades cardíacas y renales.

Sin embargo, incluso en medio de esta epidemia de obesidad, persisten preocupaciones sobre la desnutrición. Aunque las tasas de bajo peso han disminuido en general, siguen siendo un problema importante en muchos países, especialmente en aquellos donde la obesidad también está en aumento. Esta dualidad de problemas de salud presenta desafíos únicos para los sistemas de salud en todo el mundo.

La distribución desigual de la obesidad y la desnutrición también es evidente a nivel global. Mientras que algunos países de ingresos bajos y medianos experimentan un aumento alarmante en las tasas de obesidad, otras regiones, como partes de Europa, están viendo signos de estabilización o disminución. Estos hallazgos sugieren la necesidad de enfoques adaptados a las circunstancias únicas de cada región para abordar eficazmente los problemas de salud pública.

Esta actualización de datos, compilada por más de 1,500 científicos en la Colaboración sobre Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles, ofrece una imagen actualizada y detallada de la situación de la obesidad a nivel mundial. Si bien las cifras actuales son similares a las estimaciones anteriores, la magnitud del problema sigue siendo preocupante y requiere una acción concertada a nivel global para abordar las causas subyacentes y mitigar las consecuencias para la salud pública.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos