7 C
New York
martes, febrero 27, 2024

Presidente de Guatemala impulsa Pacto por la Salud con pertinencia cultural

Ciudad de Guatemala, 23 enero (Diestra).- La construcción de un sistema de salud que le permita a la población tener acceso a la atención de calidad con pertinencia cultural en sus comunidades, contar con servicios básicos que coadyuven al auto cuidado de la salud previniendo enfermedades desde el hogar, es parte del camino que se ha trazado en Sololá con el Pacto Nacional de Salud que impulsa el presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo.

El Lago de Atitlán fue testigo del inicio de este trabajo conjunto entre el gobierno de Arévalo, por medio del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social –MSPAS-, con los pueblos originarios, lo que permitirá generar estrategias y espacios de diálogo de manera colectiva, respondiendo a las necesidades de la población, haciendo énfasis en la transparencia y rendición de cuentas.

El ministro de Salud, Óscar Cordon Cruz comentó que el objetivo de la unión del sistema de salud ancestral y el sistema de salud institucional, es proporcionar al paciente una respuesta, donde la medicina es una sola. «Esta estrategia va a privilegiar los estilos de vida saludables», donde hay otras entidades gubernamentales uniéndose en este esfuerzo, para garantizar la salud, especialmente a los hogares identificados de alto riesgo.

Destacó la importancia de la presencia de los alcaldes de quienes se necesita su participación activa ante la contribución importante que tienen con la salud, así como la Gobernación Departamental con los consejos de desarrollo.

Por su parte, el presidente Arévalo indicó que, con esta acción, se está sentando un ejemplo a nivel nacional. Sololá está siendo la punta de lanza que va a transformar la relación entre Ministerio de Salud y comunidades de todo el país, «para corregir olvidos históricos, discriminaciones y exclusiones históricas», mediante este proceso crucial de participación social que se llevará a cabo de la mano de los pueblos originarios.

A decir del titular de la Dirección Departamental de Redes Integradas de Servicios de Salud –DDRISS- de Sololá, el doctor Eliú Mazariegos, estas acciones marcan un hito en el país, ya que junto con los pueblos originarios se pretende construir “una mejor solución para el tema de salud, no viendo banderas, no viendo colores o grupos, sino que todos podamos converger”.

Agregó que trabajar desde el nivel comunitario involucra a la sociedad civil, alcaldías indígenas, autoridades ancestrales y cooperantes, así como “todos aquellos que conformen el tema del sector salud y no desde el punto de vista institucional”.

El primer nivel de atención en salud parte del conocimiento de la realidad, las necesidades de la población y de su cultura. El doctor Carlos González, del equipo de trabajo del Ministerio de Salud, hizo énfasis en que cada una de las comunidades de Guatemala “tienen ciertas características y no podemos tener un modelo de salud general que aplique a todas las comunidades y a todos los municipios, porque cada cultura es diferente”.

Agregó que en estos meses de construcción de esta acción conjunta, se estableció con las organizaciones de pueblos originarios su interés en participar en la construcción de una cosmovisión distinta de la salud en Guatemala, un sistema “que permita escucharlos en cuanto a sus necesidades y sean parte del sistema”.

Mencionó que las comadronas, terapeutas tradicionales o promotores de la salud muchas veces han sido tomados “como instrumentos para apoyar las acciones del Ministerio”; sin embargo, no se les reconoce su trabajo.

“Hoy queremos reducir la mortalidad materna, la comadrona es esencial en la comunidad, es una persona que debe ser reconocida en ese esfuerzo de participación, de acercamiento y no solo ser invitada para que promueva las acciones de salud. Debe ser parte del sistema de salud en cuanto cosmovisión y cuidados maternos que hacen ellas en sus comunidades”, agregó el doctor González.

Atención a necesidades

En reuniones previas se conocieron las demandas urgentes expuestas por las comunidades de Sololá, así como de Totonicapán, Alta Verapaz y Huehuetenango. En ese sentido, demandan la pronta solución en torno a transporte de emergencia, disponibilidad de medicamentos en toda la red servicios que incluye para enfermedades crónicas, el trato digno y con pertinencia cultural, el involucramiento de las organizaciones comunitarias en el rediseño y mejora de los programas de atención a la desnutrición.

Otras demandas de mediano plazo están relacionadas al aumento y mejora de la infraestructura de la salud en áreas rurales, aumento y capacitación al personal de salud en toda la red de servicios, entre otros.

El doctor Carlos González enmarcó que se tiene “una gran oportunidad de cambiar la salud en Guatemala, pero no lo podrá hacer solo el Ministerio de Salud. Tenemos que identificar que el auto cuidado de la salud es importante y empieza desde la comunidad, desde el hogar, desde la familia, y ahí debemos empezar a cuidad la salud desde el conocimiento ancestral”. prensa.gob-gt

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos