24.1 C
New York
martes, junio 18, 2024

Reportaje Especial: Stella di Pietro, de niña abandonada a adoptada, a protectora de animales en Miami

Miami, (FL), 25 mayo (Diestra).- Stella di Pietro es una mujer uruguaya que a lo largo de su vida ha sufrido de abandono, de hambre y de malos tratos, pero ello no representó ninguna dificultad para que, pese a padecer de cáncer, dedicada todos esfuerzos, sentimientos y amor a la protección de los animales en Miami, pero también a las personas.

En una entrevista exclusiva con Diestra La Revista, Di Pietro cuenta qué le llevó a dedicar su tiempo, a pesar de la escasez económica en la que vive y sin ninguna ayuda gubernamental, a alimentar a gatos, perros, mapaches y otros tipos de animales que encuentra abandonados en Miami (Florida), Estados Unidos.

RD. Cómo nace ese sentimiento, la idea de dedicarse a rescatar animales?

R: Todo comienza cuando nací. Mis padres tuvieron la mala idea de abandonarme, me dejaron en el hospital donde nací, y de allí crece mi fortaleza y espiritualidad de saber que el abandono es algo muy triste, y comienza el sentimiento del rescate de animales.

RD. En qué año empieza a dedicarse a esto y que tipo de animales rescata?

R: Mi abuela por parte de mi mamá adoptiva tenía una fundación muy grande en el país Uruguay, San Francisco de Asís. Desde chiquita yo supe que eran los animales abandonados y cómo mi abuela los rescataba y teníamos  aulas para tener a los animales. Mi fundación está creada desde 2017. Nosotros rescatamos gatitos, perritos, si hay una tortuga, pero que sea que esté abandonado o lastimado. Yo tengo foster (colaboradores) y traigo a mi apartamento los más chiquitos, porque donde yo vivo no me permiten animales y los tengo que tener escondidos.

RD: Cómo hace usted para que su fundación sea efectiva, con donaciones o recibe alguna ayuda del Gobierno estatal del Condado de La Florida o del gobernador Ron de Santis?

R: No. Yo por años no he recibido ayuda de nadie. Yo lo hago por mi misma. Por ejemplo de 15,000 miembros que pueda tener en Facebook, Tik Tok o Instagram, si hay cuatro personas que donan al mes es mucha gente. No puedo hablar que los comisionados me han ayudado porque no. Inclusive pedí un terreno para poder edificar casitas para los abandonados, pero todavía no he tenido respuesta. Sin embargo, tengo una ejecutiva de Animal Service que ella cuando yo estoy de emergencia con un animalito que está muy herido me apoya para recibirlo. Es la única persona que me está ayudando.

RD: A qué le atribuye usted que no existe una cultura de donación en Estados Unidos donde los animales tienen muchas leyes que los protegen?

R: Todo depende de la empatía de cada ser humano. Vivimos en un mundo donde lo material es lo más importante y desconocemos las tareas que hacen otras personas en base a que no tienen nada como en mi caso. Yo he tenido muchas entrevistas en televisión por ser la única persona en Miami que sin tener recursos, ayudamos demasiado a las personas y a los animales.

RD: Cuántos perros, cuántos gatos tiene en este momento?

R: Lo que más rescato en el apartamento que es muy chiquito, a veces llegan a ser 15. Pero lo más importante que sepan que yo alimento animales en la calle también. Por ejemplo en Wynwood, alimento 20 gatos, en Hialeah, en la parte del parqueo privado también muchos gatitos y mapaches.

RD: Cuánto se gasta usted en la comida de estos animales?

R. Generalmente usamos dos bolsas de 30 libras por semana y también comida mojada (en lata). Es un promedio de US$100 a la semana. Todos esos gastos yo los absorbo. Esto viene de mi bolsillo, de lo que yo pueda hacer. Ayer, por ejemplo, no tenía ni US$10 y tuve que cocinar arroz con comida mojada porque no tenía para comprar una bolsa.

RD. A pesar de que sufrió abandono desde pequeña, su empatía por los más necesitados es evidente. Qué cree usted que le falta a la sociedad, pese a las duras sanciones que existen en este Estado en contra del maltrato animal, se siguen abandonando y maltratando animales?

R: Yo le pediría al universo y a Dios que convierta esos seres humanos, a esas personas que maltratan y abandonan a los animales con empatía y amor, porque en esta vida todo lo que tú haces te regresa. Sin tener hay que seguir ayudando. No podemos criticar ni hablar mal de las personas que no ayudan, porque ese es su corazón y el único que puede juzgar es Dios.

RD: Se ha acercado a tocar la puerta de alguna institución para solicitar ese apoyo?

R: A mi no me apoya nadie. Aquí hay un problema muy grande en Miami. Cuando rescatas un animal y lo das en adopción generalmente piden hasta US$450 en adelante. Mi fundación solo pide como donación US$130 cuando son machos y US$150 si son hembras porque van castrados. Es una tarifa mínima y ridícula y por eso soy criticada. Yo no quiero lucrar con los animales.

RD: Porqué no lucrar con los animales si usted ha entregado su vida a su rescate?

R: A mi me gustaría poner un mini hotel para poder recibir un poco de dinero, para todos aquellos miembros de la fundación que se van de vacaciones y quieren dejar su perrito, pero no tengo los medios económicos para conseguir una casa con terreno, los comisionados no me responden, mi tarea es muy difícil, muy depresiva, soy una paciente de cáncer y cada día lucho más por ayudar a las personas y a los animales que se van a mudar que ya no quiere el perro y que lo van a tirar.  Yo trato de evitar todas esas situaciones, ayudando a darlos en adopción, si son pequeños yo los recibo a escondidas porque en mi apartamento no puedo tener animales grandes.

RD: Porqué cree que las autoridades no le ayudan, sabiendo de su labor altruista?

R: Porque aquí todo se ignora. Aquí nadie tiene la empatía de golpear esta puerta y preguntar Stella necesitas algo, con todas las enfermedades quieres que te consigamos una casa y la pagamos entre todos de a poquito, comiste hoy. Aquí ni el comisionado ni la alcaldesa ayudan. Hace poco me llamó la esposa del comisionado Carolo (Joe) y me dice la llamé para felicitarla por su gran trabajo, sinceramente qué corazón tan bonito, en qué quiere que la ayude. Le dije: Me parece Maryori lo que podemos hacer es encontrarnos y así de esa manera conversamos personalmente. Yo estoy buscando un terreno y buscando a alguien que me ayude a abrir de nuevo la fundación legalmente porque me la cerraron por falta de dinero porque no tenía para abrir una cuenta de banco y necesito a alguien que me ayude.

RD: Cuáles son los requisitos para abrir una fundación?

R. Yo tenía una fundación No Profit (sin fines de lucro). Pero como yo tenía que abrir una cuenta de banco el año pasado pero como no tengo la posibilidad, la cerraron. Tengo que volverla a abrir, estoy buscando una contadora que me ayude en eso. Pero el problema que todo mundo está cerrado mental y emocionalmente. El ser humano está totalmente cerrado, porque ayudar no es nada, si mañana te pasa algo y yo no te conozco pero si no tienen quien te lleve al hospital un plato de comida yo voy porque al final, la vida no es todo material. Uno tiene que ayuda porque cuando uno se muere, no te vas a ir con el mejor carro, con la mejor casa o la mejor cartera. Te vas a ir con lo que hiciste durante tu vida. Todas las entrevistas fueron espectaculares, ellos reconocieron que sin yo tener recursos ayudo, pero no fueron capaces de decir vamos a ayudar a la señora Stella porque ella sí ayuda a los animales sin lucrar.

RD: Cómo es un día normal, no hay horario, no tiene día festivo?.

R: Yo no tengo horario de descanso. A veces es la una de la mañana y la gente me escribe. Mucha gente me está recomendando. Llega un momento que estoy cansada, pero me da pena horrible si no les contento porque me escriben con desesperación.

RD: Qué le dice a la sociedad para levantar ese sentimiento de consciencia?

R: Yo le pido a la sociedad que se concentren en hacer el bien, en ayudar, porque la vida es muy corta y lo que nos llevamos es la espiritualidad que tuvimos mientras vivimos. Ayudar es lo más hermoso que Dios ve desde el cielo. Ayuden  a los necesitados con un plato de comida.

RD: Qué siente cada vez que sale a la calle y puede dar ese arroz mojado?

R. Hay una cosa muy bonita. Hasta los mapaches que la gente dice que tienen rabia, cuando ellos me ven se alegran, menean la cola y la cabeza como queriendo decir: Mamá llegaste con comida. Ayer yo me sentía mal porque tuve que cocinar comida de gato mojada, pero no los voy a dejar muertos de hambre. Fue un momento que pasó, hoy tengo 20 dólares e iré a comprar una bolsa chica para que ellos no tengan que comer arroz. Los animales son agradecidos.

RD: Tiene el apoyo de su familia?

R. No. Mi familia solo me utiliza cuando necesitan dinero. Yo cuando tengo un dinerito los ayudo, pero a la hora del cáncer yo me interné sola y me di de alta sola. A mi nadie me fue a buscar a la puerta del hospital, yo me tomé un uber. Yo me cuidé sola cuando tenía esa operación grande. Por eso le agradezco a Dios esa fortaleza que tengo.

Contexto:

Stella di Pietro nació en Uruguay. Fue abandonada cuando nació en el hospital. No conoció a sus padres biológicos sino hasta el 11 de enero de 2022 y supo que tenía 7 hermanos.

Fue adoptada y cuando tenía 4 años, su padre adoptivo se mató y se quedó solo con su madre «que no me quería para nada». A los 8 años aprendió a cargar armas como cuchillos para defenderla porque su marido la golpeaba. Sin embargo, cuando tenía 15 años el señor murió y se quedé sola con ella. Su madre la quiso relacionar sexualmente con hombres.

A los 18 años se escapó de la casa y se fue a San Pablo, pero como era menor de edad, ella la buscó, la encontró y le llevó de vuelta a la casa. A los 23 años se casó con el padre de su hijo con tal, también, de salirse de la casa y se marchó a los Estados Unidos, exactamente a New Jersey, en el año 85.

No tuvo un buen matrimonio. Mi vida siempre la envolvieron detalles tristes, pero por respeto no quiero hablar de este matrimonio porque el padre de mi hijo murió, se excusa.

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos