16.5 C
New York
lunes, abril 15, 2024

Sentencian a 13 años de prisión federal al exconcejal José Huizar por corrupción

El exconcejal de Los Ángeles, José Huizar fue sentenciado a 13 años de prisión federal por corrupción y evasión de impuestos, y deberá entregarse a las autoridades el 30 de abril.

Además tendrá que pagar alrededor de $444,000 en compensación a la ciudad de Los Ángeles, y arriba de $39,000 al Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS).

En los breves minutos que el exconcejal tomó la palabra, con voz apagada expresó: “ofrezco mis disculpas a mi familia, a mis representados y acepto responsabilidad”.

Por más que sus abogados hicieron la lucha para que la condena fuera por 9 años, argumentando que era la primera vez que cometía un delito, y que había aceptado su responsabilidad, y había hecho mucho por la comunidad, no lograron convencer al juez John Walter.

“Creció en la pobreza, nació en un poblado rural en México, vino a los tres años a Estados Unidos, tuvo muchos logros públicos, inspiró a mucha gente y era muy querido en el distrito”, dijo su defensor, quien incluso mencionó que era un padre amoroso para sus cuatro hijos.

Concretamente el concejal Huizar de 55 años fue condenado por usar su cargo durante cinco años (2017 a 2022) para enriquecerse personalmente al obtener alrededor de $2 millones en efectivo y una serie de beneficios como viajes a China, Australia y Las Vegas, de parte de los constructores de grandes proyectos inmobiliarios en el centro de Los Ángeles. A cambio, Huizar se comprometía a despejarles el camino, votando en el Concejo a favor de sus planes de construcción .

Un año atrás, el exconcejal Huizar hizo un acuerdo con la corte en la que admitió ser el líder de lo que se llamó Empresa CD-14 (CD-14 Enterprise), un esquema de sobornos conocido ‘pago por jugar’, en la que los desarrolladores le pagaban a Huizar con dinero, donativos para campaña y otros beneficios.

El juez no lo perdonó

El juez fue implacable contra Huizar. “Fue el arquitecto de un esquema de sobornos. Estuvo en negación por mucho tiempo, señalando a otros, y no le importó usar a su madre y a su hermano (Salvador Huizar)”.

El juez señaló que utilizó una oficia pública para hacer negocios personales a costillas de la gente de Los Ángeles.

“Él sabía lo que estaba haciendo. Fue deliberado y persuasivo. Merece una sentencia seria porque además le tomó tiempo aceptar su culpabilidad”.

Tras conocerse la sentencia, el exconcejal Huizar salió de la sala del tribunal sin mediar palabra con la prensa mientras que sus abogados se abstuvieron de comentario alguno.

El fiscal federal Martín Estrada da una conferencia de prensa al salir de la audiencia en la que se dictó sentencia al exconcejal José Huizar. (Araceli Martínez/La Opinión)

La versión del fiscal acusador

“Fue acusado y condenado por conspiración para extorsionar”.

Señaló que no fue suficiente para el concejal tener el privilegio de una oficina pública sino que escogió la avaricia y la corrupción.

“Usó su poder y el Ayuntamiento como su cajero de banco personal, y trató a la gente como piezas de canje. Usó su poder sobre los desarrollos inmobiliarios en el centro de los Ángeles para extorsionar y demandar pagos”.

Subrayó que en lugar de servir a sus representados con integridad y honestidad, escogió la corrupción y ahora ha sido sentenciado a 13 años de prisión federal.

“Se trata de la condena más sustancial dentro de los esfuerzos actuales por acabar con la corrupción que no podemos tolerar”.

“Es triste ver este tipo de conducta, pero es esencial que persigamos la corrupción pública. Si los poderosos y privilegiados en la Ciudad pueden violar la ley con impunidad, nos dice al resto de nosotros que la mayoría de nuestros líderes puedan ignorar las reglas que aplican a ellos”.

Dijo que esperaba que esta sentencia mandara un mensaje claro: la corrupción pública no será tolerada.

Faltó indulgencia y apoyo

El profesor de Ciencias Políticas en los Colegios Comunitarios de Los Ángeles, Chamba Sánchez dijo que debido a que el exconcejal Huizar no es un ofensor reincidente y no tiene un récord criminal, el juez pudo mostrar algo de indulgencia a la hora de dictarle sentencia.

“Tampoco le ayudó que no tuvo apoyo de la comunidad como los afroamericanos que respaldan a sus políticos corruptos y faltos de ética, lo que no debería influenciar a jueces y jurados, pero sí los influye”.

“Conozco a José personalmente y sé que esto ha arruinado a su familia. Los liderazgos latinos debieron estar ahí apoyándolo. Una sentencia de 9 años es algo justo y es trágico”.

Lamentó lo sucedido con Huizar, quien dijo pudo haber sido alcalde de Los Ángeles y hasta gobernador de California.

Una condena excesiva

Juan José Gutiérrez, líder de la Coalición por los Derechos Plenos para los Inmigrantes dijo que las fallas que cometió el exconcejal si bien son serias, no ameritaba una sentencia excesiva de 13 años de prisión federal.

“La entendemos dentro del clima político, de doble estándar; y tal parece que el juez se convirtió en el jefe de los fiscales al aplicar esta condena tan dura”.

“Esta condena no es para regocijarnos sino una muestra de ensañamiento y desconsideración humana. Hoy es un día malo para la comunidad”.

Castigo doble

Guadalupe Gómez, presidente de la Federación de Clubes Zacatecanos del Sur de California, dijo que José Huizar hizo un gran trabajo por la comunidad, mejor de los concejales que lo precedieron.

“Con él sentamos las bases del Fondo de Becas Universitario de la Federación Zacateca. Siempre estaba muy atento a las necesidades de nuestra comunidad. Con él, se concretó el sueño de tener una estatua de Antonio Aguilar en la Placita Olvera donde se fundó la ciudad de Los Ángeles, y la estatus a los braceros”.

Afirmó que realmente hizo cosas muy importantes en la comunidad, por lo que fue una sorpresa para ellos, lo que le pasó.

Así que dijo que la comunidad migrante lamenta mucho la condena tan drástica que le han impuesto, y que a los representantes hispanos que cometen un error los hagan un ejemplo.

Lo vemos hoy en día con Kevin de León, a quien a la fecha no lo dejan en paz. Los errores se pagan, pero a nuestra gente la hacen pagar lo doble; y aún los propios políticos hispanos que tenemos, se ensañan con otros políticos hispanos cuando se ven en apuros. En lugar de unirse, hacen leña del árbol caído“.

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos