11.5 C
New York
martes, abril 16, 2024

Conoce cómo es el X-59 el avión ultra silencioso y futurista desarrollado por la NASA

La NASA y Lockheed Martin han revelado oficialmente el viernes el innovador avión supersónico X-59 de la agencia espacial. Este único avión experimental tiene como objetivo recopilar datos que podrían transformar los viajes aéreos, allanando el camino para una nueva era de aviones comerciales capaces de superar la velocidad del sonido.

La administradora adjunta de la NASA, Pam Melroy, destacó el arduo trabajo y el ingenio del equipo detrás del X-59. En tan solo unos pocos años, han convertido un concepto ambicioso en una realidad que cambiará la forma en que viajamos, acercándonos en mucho menos tiempo.

El avión fue revelado durante una ceremonia en las instalaciones de Lockheed Martin Skunk Works en Palmdale, California. Este evento marca un hito en la misión Questt de la NASA, enfocada en proporcionar datos para reconsiderar las reglas que prohíben los vuelos supersónicos comerciales sobre tierra.

El X-59 está en el centro de la misión Questt, que busca cambiar las reglas que prohíben los vuelos supersónicos comerciales sobre tierra. Estados Unidos y otras naciones han prohibido estos vuelos durante 50 años debido a las perturbaciones causadas por explosiones sónicas. Se espera que el X-59 vuele a 1,4 veces la velocidad del sonido, generando un golpe sónico más silencioso gracias a su diseño, forma y tecnologías avanzadas.

Bob Pearce, administrador asociado de investigación aeronáutica en la sede de la NASA, resalta la ambición detrás de Questt y sus beneficios potenciales. La NASA compartirá los datos y la tecnología generados con reguladores e industria, buscando abrir nuevos mercados comerciales para las empresas estadounidenses.

Después del lanzamiento, el equipo de Questt se centrará en pruebas de sistemas integrados, funcionamiento del motor y pruebas de rodaje para el X-59. Está previsto que el avión despegue a finales de este año, seguido de su primer vuelo supersónico silencioso.

Una vez completadas las pruebas de vuelo, la NASA volará el avión sobre ciudades seleccionadas en los EE. UU., recopilando información sobre el sonido del X-59 y cómo lo percibe la gente. Estos datos se compartirán con la Administración Federal de Aviación y reguladores internacionales.

Diseño

Con 99,7 pies de largo y 29,5 pies de ancho, el X-59 presenta tecnologías destinadas a informar a futuras generaciones de aviones supersónicos silenciosos. Su diseño incluye una nariz delgada y cónica que romperá las ondas de choque, evitando así el estallido sónico característico de los aviones supersónicos.

El equipo de Questt ha desarrollado un sistema de visión externa y ha ubicado el motor en la parte superior, con una parte inferior lisa para evitar que las ondas de choque se fusionen detrás del avión, previniendo así un estampido sónico.

El X-59 de la NASA y Lockheed Martin marca un hito en la innovación aeroespacial, abriendo la puerta a una nueva era de viajes supersónicos silenciosos. Este proyecto no solo representa un avance tecnológico, sino también un paso hacia un futuro donde los viajes aéreos serán más eficientes y accesibles para todos.

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos