15.6 C
New York
domingo, mayo 19, 2024

El caso sobre inmunidad de Trump en la Corte Suprema impacta a la democracia de EE.UU.

La Corte Suprema acaba de oír los alegatos sobre si el expresidente Donald Trump debería ser inmune a un procesamiento penal por los actos que cometió como presidente. Enfrenta cargos penales federales (además de otros casos estatales y federales pendientes en su contra) por haber intentado anular su derrota en las elecciones de 2020.

Trump alega que nada debería traducirse en cargos penales porque, como presidente, él está por encima de la ley. Pero está equivocado. Que un presidente rinda cuentas ante la ley es un principio fundamental de la democracia estadounidense y del orden constitucional bajo el que vivimos.

En otras palabras, en los Estados Unidos, el único rey es la ley.

La cuestión central en el caso que está considerando la Corte Suprema gira en torno a si un expresidente puede ser inmune de procesamiento penal cuando intentó bloquear el traspaso pacífico de poder en nuestra democracia. La respuesta, claramente, es no.

Este intento no tiene precedentes en la historia de los Estados Unidos. Pero, durante los alegatos orales del jueves pasado, la mayoría conservadora de la Corte Suprema parecía indicar que se necesita cierto grado de inmunidad.

Mientras tanto, el tiempo pasa. Mientras la Corte delibera para decidir qué hacer y presentar su dictamen, se está demorando el juicio contra Trump por los cargos de subversión, quizá hasta después de las elecciones de noviembre.

Esa demora perjudicaría al electorado. Michael Waldman, presidente y CEO del Brennan Center y autor del libro The Supermajority: How the Supreme Court Divided America (La supermayoría: cómo la Corte Suprema dividió a los Estados Unidos), describe este caso de inmunidad como un ejemplo de una “intervención tremenda de la Corte Suprema en cuestiones de política presidencial partidista”.

“Es deshonesto fingir que este caso no está decidiendo si el electorado tiene el derecho a saber si alguien intentó derrocar la Constitución, antes de que vuelva a presentarse como candidato”.

La Corte debe actuar inmediatamente. Y debería dictar en contra de Trump y a favor de la rendición de cuentas ante la ley y en defensa de la historia e identidad estadounidenses.

Más sobre Brennan en español.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos