16.5 C
New York
lunes, abril 15, 2024

La economía de Estados Unidos prioriza al trabajador y la clase media, defiende la Administración Biden

El eje de la política económica del gobierno del presidente Joe Biden son los trabajadores, a través de acciones que ayuden a crear empleos, mejorar el poder adquisitivo, aunque hay retos pendientes, reconoció Kirabo Jackson, miembro del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

La administración se centra en el trabajador, porque la administración realmente quiere asegurarse de que tengamos un crecimiento fuerte y riguroso, que esté centrado en el trabajador, que vaya a ayudar específicamente a los trabajadores de clase media”, defendió Jackson.

“Están diseñadas para inducir la creación de empleos limpios y de alta calidad para los trabajadores y también estimular el crecimiento económico para todos los estadounidenses”, indicó.

En entrevista con este diario, Jackson fue cuestionado sobre la tasa de empleo que se ubica en el 3.7%, pero que por grupos étnicos y raciales hay diferencias. Entre los hispanos o latinos la tasa en noviembre fue del 4.6%, pero en diciembre fue del 5%; en el caso de los afroamericano hubo un cambio positivo, al pasar de 5.8% al 5.2%.

Jackson reconoció que las cifras mensuales cambian, pero era importante dimensionar la media anualizada, que es la que se considera para políticas económicas.

Afirmó que las cifras entre latinos y afroamericanos ha habido avances en cuanto al empleo.

“Usted citó uno para los afroamericanos, para los afroamericanos en particular, fue del cinco y medio por ciento durante todo el año, que es el nivel más bajo desde que se registraron esos datos”, defendió. “Entonces, sobre una base anualizada, si nos fijamos en los datos que son menos ruidosos, son consistentes con un mercado laboral ajustado, donde los empleos están creciendo, al mismo tiempo que el desempleo es bajo”.

Agregó que la tasa de desempleo ha estado por debajo del 4% durante 23 meses consecutivos, es decir, casi dos años de la Administración Biden.

“Por lo tanto, es una economía muy fuerte que está generando niveles de desempleo más altos para quienes lo desean que los que hemos visto en casi media década”, insistió.

¿Por qué baja la inflación, pero no los precios?

Una de las preocupaciones de los estadounidenses son los precios, por ejemplo, en gasolina, que determina incluso los costos de otros productos.

Una reciente encuesta de CBS News y YouGov revela que no hay una visión unificada, pues una cuarta parte de la población informa un aumento de los precios del gas en su zona, pero casi un 50% señala que ese precio ha bajado o se han mantenido iguales.

¿Por qué la gente reconoce que la inflación ha bajado, pero no los precios al mismo nivel?, se le cuestionó a Jackson, quien afirmó que es parte de los problemas en la cadena de suministro que se arrastran desde la pandemia de COVID-19.

“Es cierto que los precios suben, debido en gran medida a problemas en la cadena de suministro”, afirmó. “Recientemente se lanzó la ley de resiliencia de la cadena de suministro, para garantizar que los problemas de la cadena de suministro que llevaron a la inflación que vimos hace uno o dos años no vuelvan a ocurrir”.

Reconoció el reto de mantener los precios bajos, pero afirmó que los salarios han aumentado en general más rápido que la inflación, lo cual ayudará a mitigar el impacto de los precios.

Entre noviembre y diciembre pasados, los salarios aumentaron a una tasa anual del 4%, según un reporte de Reuters.

Acciones contra “tarifas basura”

Además de avanzar con los salarios, agregó Jackson, la Administración Biden busca ayudar a las familias a tener un menor impacto en su economía con otras acciones, como reducir o desaparecer las llamadas “tarifas basura”, costos que algunas empresas de servicios mantienen escondidos.

“Hay algunos ejemplos de cosas que la Administración Biden ha hecho a este respecto. Uno de ellos es abordar las tarifas basura, lo que básicamente elimina una gran cantidad de gastos innecesarios para los consumidores y también obliga a las empresas a competir en precios para que los consumidores puedan comprar la mejor opción”, indicó Jackson.

Esa política, insistió ha permitido beneficios en servicios bancarios y aerolíneas. Aunado a dicho esfuerzo, Jackson destacó los precios en medicamentos para adultos mayores y menos presión económica en deudas estudiantiles.

“El gobierno de Biden ha negociado con las compañías farmacéuticas para intentar reducir el precio de la insulina a 35 dólares”, dijo. “También hay políticas como el plan seguro, que es lo que hemos hecho para reducir la cantidad de dinero que los estudiantes tienen que devolver de sus préstamos federales para estudiantes a algo que puedan administrar sin dañar sus bolsillos”.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos