24.9 C
New York
jueves, julio 25, 2024

Mujer de Michigan dejó morir ahogado a su bebé en la bañera mientras ella hablaba por teléfono

Una madre de 23 años en Michigan enfrenta múltiples cargos por delitos graves por la muerte de su hijo pequeño, quien se ahogó después de que supuestamente lo dejó solo en la bañera durante al menos 20 minutos mientras ella hablaba por teléfono celular.

Olivia Miller fue detenida y acusada de un cargo de homicidio involuntario y un cargo de abuso infantil en segundo grado por la muerte de Asher Johnson, de 8 meses, según muestran los registros judiciales revisados por Law&Crime.

Miller, alrededor de las 3:38 p.m. del 22 de noviembre de 2023, llamó al 911 y le dijo al operador de emergencias que su hijo acababa de ahogarse en la bañera de su casa ubicada en la cuadra 4600 de 16 Mile Road Northwest, informó WOOD, afiliada de NBC.

Al llegar al lugar siete minutos después, los socorristas localizaron al bebé tirado boca arriba en el suelo y comenzaron a realizar procedimientos para salvarle la vida. Luego, el niño fue transportado al Hospital Infantil Helen DeVos, donde los médicos lo declararon muerto.

En una entrevista posterior con los detectives, Miller supuestamente dijo que había colocado a su hijo en la bañera que estaba llena unos centímetros con el agua que fluía, y luego fue a una habitación para cambiar la ropa. Afirmó que regresó después de unos cinco minutos y encontró a su hijo flotando boca arriba en el agua con la boca y la nariz debajo de la superficie. Luego dijo que intentó reanimar a Asher hasta que llegaron las autoridades.

Sin embargo, con el tiempo, las afirmaciones de Miller sobre lo que sucedió ese día supuestamente cambiaron.

“A lo largo de la investigación, Olivia contó diversas historias de lo que ocurrió en torno a la muerte de Asher”, escribieron los agentes en una declaración jurada de causa probable obtenida por MLive.

Datos obtenidos de su celular revelaron todo

Según el informe, los investigadores obtuvieron datos del teléfono celular de Miller que parecían contradecir lo que ella le había estado diciendo a la policía. Dichos datos decían que Miller comenzó a usar su teléfono a las 3:17 p.m. y que usó el dispositivo continuamente, tomando solo un descanso que duró 18 segundos, hasta que 21 minutos después llamó al 911.

Aproximadamente cuatro minutos antes de llamar al 911, Miller supuestamente le envió a su padre un mensaje de texto que decía: “Solo trato de hablar mientras tengo tiempo y Asher toma una siesta”. Luego, según los informes, Miller llamó a la abuela paterna de Asher dos veces y le dijo que el cuerpo se había ahogado antes de llamar al 911.

Una autopsia realizada por el médico forense jefe del condado determinó que la causa de la muerte de Asher fue ahogamiento. El médico forense también estimó que el bebé había estado acostado boca arriba en el suelo durante un mínimo de 20 minutos, antes de que las autoridades llegaran a la casa de Miller.

Miller se encuentra actualmente detenida en la cárcel del condado de Kent. Ella se presentó a su lectura de cargos el viernes, donde se declaró inocente de todos los cargos, informó WZZM, afiliada de ABC en Grand Rapids, Michigan.

“Esta es una situación trágica”, dijo. “Ella ha sufrido tremendamente emocionalmente por la muerte de su hijo, amaba a ese niño”, indicó.

Las imágenes de la audiencia proporcionadas por la estación mostraron que Miller estaba claramente conmocionada y llorando durante todo el procedimiento.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
28SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos