24.9 C
New York
jueves, julio 25, 2024

Portugal se salva del batacazo en los penaltis en una noche de horror para Cristiano Ronaldo

Siempre se ha dicho que no hay rival pequeño en una Eurocopa. Es cierto que normalmente parece un tópico, pero Eslovenia demostró que es una frase cierta. Nunca se puede ir confiado en la fase de eliminatorias de este tipo de torneos como ha comprobado hoy Portugal, que necesito llegar a los penaltis para deshacerse de un rival muy peleón.

Estuvo a punto de ser una noche de terror en la carrera de Cristiano Ronaldo. Su partido no fue bueno y lo remató tras fallar un penalti en la prórroga que habría adelantado a su país en el partido. Lo medio arregló en la tanda metiendo el suyo, aunque allí el héroe fue Diogo Costa, quien paró los tres penales de Eslovenia y minutos antes salvó un mano a mano que si llega a ser gol habría dejado fuera a los suyos.

La primera mitad se puede resumir en pocas palabras. Fue un monólogo de Portugal y Eslovenia apenas cruzó el centro del campo. El combinado luso salió con su once de gala después de las fallidas rotaciones de Roberto Martínez ante Georgia y buscó romper el cerrojo esloveno desde que echó a rodar el balón. No estaba por la labor el equipo de Matjaž Kek de poner las cosas fáciles e iba a mantener la estrategia que han seguido para estar invictos en lo que va de Eurocopa. Defensa y más defensa.

Eso no impidió a la Seleção das Quinas lanzarse al ataque y desde el comienzo del choque las ocasiones se fueron sucediendo. Tuvo la primera Rafael Leao, al que le faltó un pelo para llegar a una pelota que si llega a tocar habría sido gol seguro. Acto seguido fue turno para Rúben Dias, que en el córner que provocó la jugada de Leao remató con todo y se marchó la bola al lateral de la red. No habían pasado ni cinco minutos y los lusos ya acariciaban el gol.

Portugal se acercó al gol en los primeros minutos

Portugal se acercó al gol en los primeros minutosAFP

Superó esa primera oleada Eslovenia y además lo hizo sin la necesidad de que interviniera Oblak, que tampoco tuvo que trabajar en un gran centro de Vitinha para Cristiano que no logró cazar ‘CR7’. Típico caramelo que hace un lustro remataba e iba para dentro, pero que ahora está algo falto de chispa para llegar. Los años pasan para todos.

Tras esos primeros minutos los ataques lusos fueron perdiendo intensidad y solamente un cabezazo de Cristiano que murió en las manos de Oblak y una falta directa que se escapó arriba por poco inquietaron algo a Eslovenia, que, conforme pasaban los minutos, se iba sintiendo más cómoda en el partido a pesar de que estaban embotellados en su campo.

Eso sí, se fueron al descanso con el susto en el cuerpo. Cuando la primera mitad agonizaba, Palhinha tuvo la más clara para Portugal. Un chut raso que llegó a tocar la parte exterior del poste y que habría tirado por tierra el gran trabajo de Eslovenia, que sin grandes nombres más allá de Oblak y Sesko compiten de maravilla.

Se igualaron las fuerzas

No estaba el partido ni mucho menos aburrido a pesar de que faltaban goles. Portugal lo intentaba cada vez con más ganas y a eso se sumó Eslovenia, consciente de que debían hacer algo más en ataque si de verdad querían pasar a los cuartos de final. Primero lo intentaron los de Roberto Martínez por medio de Bernardo Silva, que probó suerte desde fuera del área y se le marchó por poco. Luego fue turno nuevamente para Cristiano, otra vez de falta directa. En esta ocasión su misil vio portería, pero disparó por el palo de Oblak, atento para repeler el balón.

Respondió Eslovenia, que por fin se acercó a la meta de Portugal, y Gnezda Cerin armó la pierna de primeras desde la frontal y mandó un primer aviso a la campeona de 2016, que un minuto después vio como Sesko les perdonó el 0-1. Se marchó por velocidad de Pepe y se plantó en el área de Diogo Costa, aunque llegó muy forzado y le salió un tiro mordido y sin fuerza.

Benjamin Sesko se marcha en velocidad de Pepe pero su disparo sale mordido

Benjamin Sesko se marcha en velocidad de Pepe pero su disparo sale mordidoEFE

El ritmo frenético de los primeros 15 minutos de segundo acto se fue apagando poco a poco y en ambos equipos se empezó a apoderar el clásico miedo de este tipo de torneos. Mejor no arriesgar y jugar una prórroga, que buscar con todo la victoria y terminar mordiendo el polvo finalmente. Aun así la tuvo Cristiano en el 89 para volver a ser el héroe de su país, pero nuevamente se estrelló con Jan Oblak.

El penalti en la prórroga

La prórroga se desenvolvía como suele ocurrir, poco fútbol y los jugadores fatigados y acalambrados. Sin embargo, una gran jugada de Diogo Jota en solitario en el 103, obligó a Drkušić a meter la pierna en el área y terminó derribando al portugués. Penalti claro y oportunidad de oro para Cristiano Ronaldo. No se achantó Oblak y le negó desde los 11 metros el gol a ‘CR7’. Raro verle fallar en un momento así, pero a los mejores también les pasa.

Cristiano Ronaldo falló un penalti en la prórroga

Cristiano Ronaldo falló un penalti en la prórrogaAFP

Si fue Portugal quien perdonó en la primera mitad de la prórroga, Eslovenia lo hizo en la segunda. Un error grosero de Pepe –que hizo un partido malísimo– dejó solo delante del portero a Sesko con todo el tiempo del mundo para pensar. Tuvo tanto tiempo que se le hizo tarde y Diogo Costa achicó el espacio y le sacó el tiro con el pie.

La tanda de penaltis

Poca historia tuvo la tanda. Diogo Costa siguió con el traje de superhéroe y atajó los tres de Eslovenia: Ilicic, Balkovec y Verbic. Los tres se toparon con el arquero del Oporto, que terminó con el sueño de Eslovenia. Por Portugal marcaron Cristiano, Bruno Fernandez y Bernardo Silva para certificar el pase a los cuartos. Allí espera Francia, quien también ha dejado unas sensaciones pésimas.

Ficha técnica:

0.- Portugal: Diogo Costa; Cancelo (Neves, min. 117), Rúben Dias, Pepe (Semedo, min. 117), Nuno Mendes; Vitinha (Diogo Jota, min. 65), Palhinha, Bruno Fernandes; Bernardo Silva, Cristiano y Rafael Leao (Conceiçao, min. 76).

0.- Eslovenia: Oblak; Balkovec, Drkusic, Bijol, Karnicnik; Stojanovic (Verbic, min. 87), Cerin, Elsnik (Ilicic, min. 106), Mlakar (Stankovic, min. 74); Sporar (Celar, min. 74) y Sesko.

Penaltis: 0-0: Drkusic, para Diogo Costa; 1-0: Cristiano; 1-0: Balkovec, para Diogo Costa; 2-0: Bruno Fernandes; 2-0: Verbic, para Diogo Costa; 3-0: Bernardo Silva.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia). Mostró cartulina amarilla a Drkusic (min. 32), Karnicnik (min. 37), Stankovic (min. 101), Bijol (min. 106) y Balkovec (min. 107) por parte de Eslovenia y a Roberto Martínez por parte de Portugal (min. 112). Expulsó al seleccionador de Eslovenia Matjaz Kek (min. 106)

Incidencias: partido correspondiente a los octavos de final de la Eurocopa de Alemania disputado en el Frankfurt Arena ante cerca de 58.000 espectadores.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
28SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos