12.3 C
New York
martes, abril 16, 2024

Un hombre acusado de violación fingió su muerte en 2009 y vivió 15 años bajo un nombre falso en LA

Un hombre acusado de violación infantil en segundo grado en el condado de Kitsap, en Washington, había estado viviendo en secreto bajo un nombre falso después de fingir su muerte en 2009, hasta que su verdadero fallecimiento expuso su secreto.

Después de la acusación en su contra, Christian Robert Basham, de 56 años, planeó un falso suicidio dejando una nota en su automóvil en el puente Tacoma Narrows, dijo WABC-TV.

De alguna manera el hombre se escapó y engañó a las autoridades durante 15 años, viviendo en Los Ángeles como un modesto trabajador de mantenimiento de edificios llamado Mark Clemens, pero todo salió a la luz después de que los vecinos lo encontraron muerto de verdad dentro de su apartamento.

“Muy impactante”, dijo a ABC su vecino Tommy Cuellar. “Él era nuestro encargado de mantenimiento. Era el tipo que tenía las llaves de nuestros apartamentos. Fue preocupante, por decir lo menos, como puedes imaginar”, agregó.

La policía del condado de Kitsap, la comunidad de Washington donde Basham fue acusado de abuso de menores, dijo que la autopsia del forense había confirmado la verdadera identidad de Clemens.

La información del caso en línea del médico forense calificó la causa de la muerte de Basham como “diferida”, lo que significa que requiere investigación adicional.

El hombre fue acusado de violación infantil en 2008, pero logró pagar una fianza de 350,000 dólares. En marzo de 2009, un testigo informó haberlo visto saltar desde el puente del estado de Washington, y más tarde la policía encontró su automóvil y una aparente nota de suicidio cerca.

Desde entonces las autoridades lo dieron por muerto, aunque su cuerpo nunca fue encontrado, informó ABC. No se sabe cómo ni cuándo se escapó, pero está claro que reconstruyó su vida bajo su nuevo alias, permaneciendo fuera del radar hasta que murió de verdad.

“Era como una persona normal”, dijo Cuellar a ABC agregando que Basham incluso cuidaba a su gato. “Un poco rudo, a veces, pero era su personalidad. No hay otra pista de que él fuera la persona que le acusaban de ser”, añadió.

A pesar de sus antecedentes revelados recientemente, los inquilinos dijeron que estaban planeando una ceremonia en su memoria.

 

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos