9 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Beber leche puede reducir riesgo de diabetes: qué debemos saber

Un reciente estudio publicado en la revista Nature Metabolism ha arrojado luz sobre la relación entre el consumo de leche y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (DT2) en individuos con lactasa no persistente (LNP).

La investigación, basada en el Estudio de Salud de la Comunidad Hispana/Estudio de Latinos (HCHS/SOL), revela hallazgos significativos que podrían tener implicaciones en la comprensión de la salud metabólica humana.

Este nuevo estudio abordó específicamente si el aumento en la ingesta de leche puede disminuir el riesgo de diabetes tipo 2 en individuos con LNP, afectando la composición de la microbiota intestinal y los metabolitos circulantes.

El equipo de investigadores llevó a cabo un amplio estudio de asociación de todo el genoma (GWAS) con 12,653 participantes del HCHS/SOL. Identificaron polimorfismos de un solo nucleótido (SNP) asociados con la ingesta de leche y realizaron análisis genotípicos y metabolómicos para profundizar en la relación entre el consumo de leche y el riesgo de diabetes tipo 2.

Riegos por consumo de leche

Los resultados revelaron que el aumento en la ingesta de leche estaba vinculado a una disminución del riesgo de diabetes tipo 2 en individuos con LNP, mientras que no se observó un efecto similar en individuos con lactasa persistente.

El riesgo relativo (RR) fue de 0,7 en individuos con LNP, indicando una asociación protectora, mientras que en individuos con lactasa persistente, el RR fue de 1,2, mostrando una falta de efecto protector.

El análisis también incluyó la evaluación de metabolitos específicos del genotipo LCT y su relación con el riesgo de diabetes tipo 2. Se identificaron 62 metabolitos relacionados con el consumo de leche en individuos con LNP y 79 en individuos con lactasa persistente.

La puntuación de metabolitos relacionados con la leche específicos del genotipo LCT se asoció fuertemente con un menor riesgo de diabetes tipo 2. El estudio no solo se centró en los metabolitos, sino también en la composición de la microbiota intestinal.

Se encontraron asociaciones positivas entre ciertas especies de Bifidobacterium y el consumo de leche en individuos con LNP. Por otro lado, otras especies bacterianas se relacionaron con un menor consumo de leche. Estas asociaciones fueron específicas del gen LCT, destacando la influencia del genotipo en la interacción entre la leche, la microbiota intestinal y el riesgo de diabetes tipo 2.

El Índice Alternativo de Alimentación Saludable de 2010 (AHEI 2010) no mostró relaciones significativas entre los componentes de la dieta y la ingesta de leche, indicando que la conexión entre el consumo de leche y el riesgo de diabetes tipo 2 no estaba influenciada por otros aspectos dietéticos evaluados.

En resumen, este estudio proporciona evidencia sólida de una conexión protectora entre el consumo de leche y el riesgo de diabetes tipo 2 en individuos hispanos/latinos con LNP. Los hallazgos sugieren que la microbiota intestinal y los metabolitos circulantes desempeñan un papel crucial en esta asociación, con el genotipo LCT actuando como un factor modulador significativo.

Aunque este estudio es un paso importante, se requieren investigaciones adicionales, incluidos ensayos experimentales, para confirmar estos hallazgos y comprender completamente los mecanismos subyacentes. Sin embargo, esta investigación representa un avance significativo en nuestra comprensión de cómo el consumo de leche puede influir en la salud metabólica, ofreciendo nuevas perspectivas que podrían tener implicaciones en la prevención y el manejo de la diabetes tipo 2.

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos