11.5 C
New York
martes, abril 16, 2024

Descubren miles de nanopartículas de plástico en botellas de agua embotellada

Científicos del laboratorio Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia han descubierto que la cantidad de nanoplásticos en el agua potable embotellada es significativamente mayor de lo que se pensaba inicialmente.

A través de una avanzada tecnología de imágenes, los investigadores examinaron muestras de agua de tres marcas populares (no reveladas) y encontraron cientos de miles de trozos de plástico por litro de agua.

Lo más inquietante es que el 90% de estos plásticos eran nanoplásticos, partículas microscópicas lo suficientemente pequeñas como para ser absorbidas por células y tejidos humanos, incluso cruzando la barrera hematoencefálica. Este hallazgo, publicado el lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, plantea nuevas preocupaciones sobre los posibles efectos adversos para la salud debido a la exposición y prevalencia de nanoplásticos.

Antes de este estudio, se creía que la presencia de nanoplásticos en el agua embotellada era mínima. Naixin Qian, estudiante de posgrado en química de Columbia y autor principal del estudio, expresó su sorpresa al decir: “Durante mucho tiempo pensé que lo que había dentro del agua embotellada eran solo unos pocos cientos de partículas de PET. Resulta ser mucho más que eso”. El PET, o tereftalato de polietileno, es un tipo de plástico transparente comúnmente utilizado en botellas de agua de un solo uso.

Aunque los microplásticos han sido previamente documentados en el agua embotellada y del grifo, la identificación de nanoplásticos ha generado preocupaciones adicionales. Beizhan Yan, químico ambiental de Columbia y coautor del estudio, señaló que el tamaño increíblemente pequeño de las nanopartículas las hace comportarse de manera diferente, aumentando su toxicidad potencial al interferir con células, tejidos y orgánulos.

La investigación sobre los efectos de los nanoplásticos en la salud humana está en sus primeras etapas. Mientras los científicos recientemente identificaron la presencia de plásticos en los cuerpos y órganos humanos, estudios en animales indican efectos negativos en el desarrollo, capacidad reproductiva, salud intestinal, niveles hormonales y respuestas inmunitarias debido a la exposición a microplásticos.

El estudio de Columbia utilizó un novedoso microscopio que puede visualizar la vibración de moléculas para analizar las nanopartículas, revelando que no solo estaban presentes pequeños trozos de PET, sino que la cantidad de poliamidas, utilizadas en los filtros de ósmosis inversa antes del embotellado, superó a la del PET.

Mientras que se conocen siete tipos comunes de plásticos, solo el 10% de las nanopartículas analizadas en el estudio pudieron clasificarse dentro de estos. El origen del resto aún es desconocido, planteando preguntas sobre la diversidad y las fuentes de los nanoplásticos en el agua embotellada.

Este descubrimiento se suma a una serie de hallazgos que demuestran la ubicuidad del plástico en el entorno, desde aguas oceánicas hasta montañas nevadas y organismos diversos. Investigaciones adicionales están en marcha para comprender la presencia de nanoplásticos en diversas áreas de la vida, como gases de escape, aguas residuales y tejidos humanos.

El uso de tecnologías innovadoras, como la inteligencia artificial, también se está aplicando para clasificar y identificar diferentes tipos de plásticos en muestras de agua, ofreciendo nuevas perspectivas y herramientas para evaluar los riesgos ambientales y para la salud asociados con la creciente presencia de nanoplásticos.

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos