7 C
New York
martes, febrero 27, 2024

Hazard habló del Real Madrid sin timidez: “El club es fanfarrón, la forma de jugar no me gustaba”

Eden Hazard inició su carrera en el Lille de Francia y fue tanto su talento y desarrollo que tuvo la oportunidad de pertenecer a grandes clubes como el Chelsea de la Premier League de Inglaterra, así como también el Real Madrid de España, equipo donde el jugador belga siempre tuvo el sueño de poder defender sus colores.

El fichaje de Hazard por la entidad blanca fue uno de los más costosos de la historia, y se pensaba que Eden llegaría a la capital española a revolucionar LaLiga y mostrar todo el nivel que tenía en aquel entonces y poder llegar a ser considerado sin titubeo alguno como uno de los mejores jugadores del mundo. Sin embargo, no todo es color de rosa en este contexto ya que su estancia en el Real Madrid estuvo marcada por las lesiones que no le permitieron alcanzar el nivel de rendimiento que mostró en Chelsea.

Llegaría junio de 2023, y con todavía un año de contrato en regla, el belga y el club blanco llegaron a un acuerdo para rescindir el contrato y parecía que Hazard podría poner rumbo a un nuevo destino para realzar su carrera, tener un segundo aire; llegaron ofertas de los Estados Unidos en la Major League Soccer y también de su natal Bélgica, pero lo que terminó sucediendo fue una sorpresa para el mundo entero del fútbol ya que Hazard decidió poner punto y final a su carrera como jugador.

Meses después de esto, Eden otorgó una entrevista a L’Equipe en donde el exjugador ha hecho declaraciones explicando lo que fue su viaje como jugador profesional, la cual tenía claro que no quería fuese como la de una leyenda del Real Madrid, el portugués Cristiano Ronaldo, quien en su momento decidió ir a jugar a Arabia Saudita.

“No habría sido yo. Después de un entrenamiento, sumergirme durante una hora en el baño frío, no. Déjame en paz, con mis amigos, vamos a casa, jugamos a las cartas, tomamos una cerveza. Juego durante dos horas con mis hijos en el jardín. Fue mi recuperación. Si hubiera sido como Cristiano, ese es el ejemplo de buen futbolista, hay otros, me habría quemado. No iba al gimnasio cada tres días, no hacía tres horas de fisioterapia para recuperarme”.

Estancia en el Real Madrid y la liga española

Para Hazard el vestirse de blanco y defender a la entidad merengue siempre fue uno de sus sueños más grandes como jugador: “Desde pequeño he sido fan de Zidane. Estaba Zidane, así que me encantaba el Real Madrid. El Bernabéu, la camiseta blanca… tiene un encanto que los demás no tienen. El Real Madrid es especial”. A pesar de ello, el belga confesó que siempre estuvo claro en que al club no le convenía un jugador de su estilo y perfil, pero que simplemente no era opción retirarse sin haber jugado en el Real Madrid: “No soy yo. Es el club que es un poco fanfarrón, y yo no soy así. Incluso la forma de jugar no me gustaba, si la comparas con otros clubes. Pero era mi sueño. No podía terminar mi carrera sin venir aquí”. Aunque asegura que el sentimiento de competencia del club blanco, que pelea por todos los títulos que disputa, es lo que “demuestra que el Madrid es más grande que cualquiera otra cosa”.

Las lesiones truncaron los planes del belga

Tuve las lesiones equivocadas en los momentos equivocados. La operación, la placa, el encierro. Vuelvo, me duele, me fuerzo. En la segunda temporada, me tiraba pedos por todas partes. Llega Ancelotti. Buena preparación, juego bien. Pero mi cuerpo, el dolor, las lesiones, …”, relató Hazard que vivió momentos muy complicados física y emocionalmente por las lesiones constantes que tuvo que afrontar.

Perdí mi sitio, luego mi confianza, luego mis ganas. Pasé de ser duro contra tipos que me arrancaban la rodilla a levantarme de la cama, lesionado. Me hubiera gustado entender por qué, pero no podía. La gente lucha cada día, y no tengo derecho a quejarme, ni siquiera cuando no jugaba, ni siquiera cuando estaba lesionado, diciendo ‘la vida es una mierda’. Yo no podía hacer eso. Me dolía, pero, por otro lado… Al final, usé eso como excusa, ‘me duele, no puedo hacerlo’. No estaba deprimido, pero ya no tenía ganas. Simplemente, no tenía ni la energía ni la fuerza. El placer era mi camino, mi dirección. No tenía sentido, se había acabado”, comentó el jugador.

Llegó un punto en donde Hazard tuvo tiempo para reflexionar sobre todo lo que vivió en su tiempo en el Real Madrid y luce sano con este tema, al punto de que envió un mensaje de disculpas a toda la afición del Real Madrid, quienes tuvieron mucha ilusión y emoción con la llegada del ex Chelsea: “Me sentí triste por los aficionados del Real y decepcionado por ellos. Cuando llegué, estaban llenos de esperanza. Me siento un poco como si les hubiera defraudado. Tengo ganas de decirles: ‘Eh, no es culpa mía, mi cuerpo me ha fallado. Lo intenté, pero no funcionó. Lo siento’”.

“En España son malos, es más cruel”

Hazard tiene bien claro cómo son las cosas en Francia, Inglaterra y también en España y tuvo la oportunidad de hacer una comparación entre las tres naciones, siendo España la que tiene el “peor” concepto por parte del belga: “En la Premier no estaba mal, respetaban el juego y no te hacían entradas muy duras, pero en España son malos, es más cruel. Te pisan un poco, ‘no lo hice a propósito’. En Francia estaba Souleymane Diawara. Daba miedo. Lo volví a ver con Variétés, es simpático. Pero en el terreno daba miedo”.

“Buen estrés, ligado al partido, a la emoción, pero no por la responsabilidad. De hecho, estuve más estresado hacia el final, cuando jugaba menos. Tenía que jugar, tenía que demostrar. No sé si fue estrés. Pero podría decirme ‘adelante, que no estoy bien, sabes qué, no me des la pelota’. En el Real tuve la impresión de que lo iba a perder antes de tenerlo”.

Señalado y juzgado por aparentemente tener sobrepeso

Una constante con la que tuvo que aprender a lidiar Hazard fue el verse señalado y juzgado por las críticas de los hinchas al ser cuestionado por su baja forma física, específicamente un tema de sobrepeso. Ante esto, Eden dejó claro que “no le prestaba atención”, aunque reconoce que “no iba al McDonald’s todos los días”. “No le di importancia ninguna. Me gusta comer, con amigos y tomarnos una copa. Me paso el día antes de un partido, comienzo en casa. La dietética apesta, es inútil. Bueno, está bien si quieres jugar hasta los 40. Sabía que ese no sería mi caso”.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos