7 C
New York
martes, febrero 27, 2024

Masacre del bosque de Shakahola: Líder de una secta keniana es acusado del asesinato de 191 niños

Paul Mackenzie Nthenge, líder de una secta cristiana keniana, junto a otros 29 sospechosos, fueron acusados este martes de provocar la muerte de 191 niños y a una centena de personas más, en lo que fue considerado la “masacre de Shakahola” el año pasado

Mackenzie, quien también fue acusado de terrorismo, supuestamente incitó a sus acólitos a morir de hambre para “encontrar a Jesús” en un caso que provocó horror en todo el mundo.

El supuesto pastor fue arrestado en abril pasado después de que se descubrieran cadáveres en el bosque de Shakahola, cerca del Océano Índico. Las autopsias revelaron que la mayoría de las 429 víctimas habían muerto de hambre. Otros, incluidos niños, parecían haber sido estrangulados, golpeados o asfixiados.

Se mencionaron 238 víctimas, quienes se estima fueron asesinadas entre enero de 2021 y septiembre de 2023 en Shakahola, según documentos judiciales.

El espantoso caso, denominado “masacre del bosque de Shakahola”, llevó al gobierno a señalar la necesidad de un control más estricto de las denominaciones marginales.

Mackenzie y sus cómplices están acusados de dirigir un culto a la muerte, persuadiendo a más de 400 personas para ayunar hasta morir con la ilusión de encontrarse con Jesucristo, entre ellos,  191 niños, cuyos cuerpos fueron encontrados el año pasado enterrados en un bosque del sur del país.

De acuerdo con Mugure Thande, jueza del Tribunal Superior a cargo del caso, Mackenzie y sus cómplices se declararon inocentes ante las acusaciones. Incluso, uno de los acusados se declaró no apto para encarar un juicio por ser “mentalmente inestable”.

De acuerdo a las investigaciones, Mackenzie fue el fundador y líder de lo que llamó el Ministerio Internacional de Buenas Nuevas.

En referencia a este crimen, supuestamente dividió a los miembros en grupos más pequeños a los que se les asignaron nombres bíblicos. Se cree que estos grupos más pequeños murieron juntos y fueron enterrados juntos en fosas comunes.

Los investigadores, que ya han estado trabajando durante meses, han encontrado muchas de estas tumbas y creen que aún quedan muchas más por descubrir en el bosque de Shakahola. Los patólogos estatales han dicho que muchas de las víctimas exhumadas murieron de hambre, pero algunas mostraban signos de estrangulamiento.

El procedimiento judicial se retrasó después de que un juez ordenara a Mackenzie y a los demás sospechosos que se sometieran a controles de salud mental obligatorios antes de ser acusados.

La fiscalía había dicho anteriormente que acusaría a 95 personas de diversos delitos, incluidos asesinato, homicidio, terrorismo y tortura, incluidos los 191 cargos de asesinato de niños.

Según cifras del gobierno, hay más de 4,000 iglesias registradas en este país de África Oriental de 53 millones de habitantes.

La policía comenzó a investigar la Iglesia Internacional Buenas Nuevas después de que se rescataran a 15 miembros demacrados de la parroquia.

Cuatro murieron más tarde, pero algunos miembros supervivientes dijeron a los investigadores que Mackenzie los había instado a morir de hambre para poder reunirse con Jesús.

El aviso también aludía a tumbas poco profundas apiladas con al menos 31 seguidores de la iglesia.

En su defensa, Mackenzie ha dicho que las muertes no pueden deberse a él, ya que cerró su iglesia en 2019.

Pese a ello, las investigaciones reunieron pruebas suficientes para acusarlo a él y a los demás de delitos que incluyen asesinato, agresión y “facilitar la comisión de un acto terrorista”.

También se enfrentan a un cargo de “someter a un niño a tortura”, según un comunicado del director de la fiscalía.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos