8.8 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Mascarillas vuelven a algunos hospitales de EE.UU. ante un pico de contagios de COVID

De acuerdo a datos del gobierno publicados la semana pasada, entre Navidad y Año Nuevo, 38 estados registraron niveles altos o muy altos de enfermedades respiratorias con fiebre, tos y otros síntomas, por lo que las alarmas se encendieron.

Ante tal panorama, hospitales en al menos cinco de los 50 estados de EE.UU. han vuelto a exigir el uso de mascarillas debido al aumento de contagios de COVID-19, gripe y otras enfermedades respiratorias.

Lo anterior luego de que hubo casi 35,000 hospitalizaciones por COVID en todo el país durante la semana que terminó el 30 de diciembre, un aumento del 20.4% con respecto a la semana anterior, según cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actualizadas.

Como ejemplo, el grupo hospitalario Johns Hopkins, uno de los más grandes de Maryland, envió un correo electrónico a sus pacientes para avisarles de que el uso de mascarillas volverá a ser obligatorio.

Hasta ahora, el aumento de contagios es difícil de medir en Estados Unidos porque muchos estados han dejado de recolectar datos y el único organismo federal que sigue publicando cifras sobre el impacto del virus son los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Esos datos de los CDC muestran que, cuatro años después de que el virus SARS-CoV-2 llegara a Estados Unidos, cientos de personas siguen muriendo cada semana en el país, unas 1,500 muertes a la semana

En concreto, según los CDC, en la semana del 9 de diciembre de 2023, la última con datos completos, se registraron 1,614 muertes por COVID-19. De media, en las últimas semanas con datos completos, hubo unas 1,488 muertes semanales.

Aunque esas cifras de fallecidos por COVID-19 siguen siendo elevadas, son inferiores al récord de 25,974 muertes registrado en la semana que terminó el 9 de enero de 2021.

Por otro lado, la gripe fue la causa principal de 163 muertes en la semana que terminó el 9 de diciembre de 2023, según los CDC.

Desde que el virus llegara a Estados Unidos, más de 1.1 millones de personas han fallecido por COVID-19 en el país, una cifra superior proporcionalmente a la de otros países desarrollados, según los CDC.

Pese a la alarma, según especialistas, este aumento actual no parece ser impulsado por la aparición de una nueva variante. Según los CDC, todas las variantes existentes son ramificaciones de la cepa ómicron, que surgió por primera vez a fines de 2021.

Mientras tanto, los médicos continúan solicitando a la población que mantenga los cuidados para evitar la propagación de la nueva variante a través del uso de tapabocas, la ventilación de los espacios interiores, aplicarse las vacunas más actualizada que existan actualmente contra el COVID y aislarse en caso de padecer los síntomas típicos que tiene la enfermedad.

*Con información de EFE.

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
25SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos