24.1 C
New York
martes, junio 18, 2024

Supermercados bajan sus precios para recuperar clientela en Los Ángeles

Buscar los precios más baratos en productos alimenticios es la tarea semanal de la señora Rosa María Vargas, quien, a sus 66 años debe cuidar a Victoria, su hija invidente.

“¿A dónde vamos a parar?”, dijo la mujer nacida en Guadalajara, Jalisco, mientras decidía si comprar o no pimiento morrón amarillo, anaranjado o verde. Los dos primeros valían $1.48 cada uno.

“El dinero no alcanza y todo está demasiado caro”, dijo la señora Vargas, quien, de los $3,000 mensuales que recibe, debe pagar $1,875 de renta, apartar dinero para pagar la luz, el agua y la basura.

“Además, tengo que comprar comida más natural para mi hija, que aparte de haber perdido la vista, tiene diabetes, y apoyar a mi hijo Jonathan, quien por ahora no tiene trabajo”, agregó.

Para ella y miles de consumidores podría darse un ligero respiro en su precaria economía, gracias a que tiendas como Amazon Produce, Walmart y Target finalmente se dieron cuenta que sus caros precios ahuyentaron a los clientes.

Recuperar clientes

Las tres grandes compañías minoristas quieren recuperar clientes y han comenzado a reducir los costos de algunas mercancías, después de los estratosféricos precios que impusieron desde abril de 2022 cuando la inflación en Estados Unidos era del 8.26% y que mantuvieron hasta febrero de 2023, cuando la inflación rondaba en el 6.05%. En la actualidad, la inflación es del 3.36%.

Amazon Fresh anunció que reducirá de manera rotativa cada semana los costos de 4,000 productos comestibles hasta en un 30%. Los descuentos se aplicarán tanto a las marcas nacionales como a las tiendas de Amazon.

Esta familia ahorro $2 en los pañanales para su hija.

“Sabemos que el valor es lo más importante para los compradores, por lo que buenos precios en productos de calidad son primordiales para Amazon Fresh”, dijo en un comunicado, Claire Peters, la nueva vicepresidenta mundial de Amazon. “Además, los miembros Prime pueden ahorrar un 10% en cientos de artículos comestibles al comprar en línea, ampliando el acceso a una selección más amplia de ahorros”.

Los recortes de precios incluyen carne, mariscos, alimentos congelados, lácteos y quesos, bebidas, bocadillos y pastas. Los alimentos con descuento incluirán marcas nacionales y productos de marca privada de Amazon

Compras inteligentes

Sin embargo, la opción en línea no funciona para la señora Rosa María Vargas. Ella prefiere hacer sus compras personalmente y la única tienda de Amazon Produce que le queda más cerca se localiza en Pasadena, a 25 minutos de distancia. Ella vive en Monterey Park.

“Yo tengo que saber lo que escojo personalmente, porque a mi hija se le suben constantemente los niveles de potasio y tengo que cuidar su salud”, dijo. “Cuando voy a Walmart [en la ciudad de Rosemead], comparo precios y si me conviene, compro. De lo contrario, voy al súper que está cerca mi casa”.

Demasiado inventario

Carlos Guamán, un experto en finanzas y economía de la Corporación El Triunfo, dijo a La Opinión que la estrategia de las corporaciones, en cuanto a la reducción de precios es para atraer de nuevo a los clientes, “porque se les están yendo a otros lugares donde conseguir las cosas más baratas”.

Guamán consideró que las compañías están brindando los precios especiales porque tienen demasiado inventario y tienen que reportar ganancias y tienen que reforzar el incremento de sus ventas porque, si no lo hacen va a caer el valor de sus acciones “y los inversionistas no van a estar contentos”.

Subrayó que la reducción de precios no va a ser permanente, sino que se trata de un plan piloto, que se ajustaría conforme se vaya manejando la economía.

“Si se reducen los precios drásticamente, también habría un decrecimiento de la economía del país y nada de eso sería benéfico para la economía”, aseguró.

De esa manera, los consumidores tienen que seguir cargando con el costo más pesado de la inflación.

“La inflación es el peor impuesto que existe, porque con $100 dólares usted ya no compra los mismos productos que antes y después de la pandemia”, explicó. “La situación irá mejorando gradualmente, pero cada persona, como consumidor, también tiene que ser mucho más inteligente para no gastar de más, no endeudarse y al mismo tiempo saber hacer las mejores compras”.

Ahorros en pañales

José Esquivel, originario de La Libertad, El Salvador, y su esposa Reyna García verificaron en su recibo de compra en Walmart que habían pagado dos dólares menos por los pañales para su niña Denisse, de dos años.

“Por lo general el precio casi siempre está en $42.00 la caja con 100 pañales, pero ahora está a $40.00”, dijo Esquivel. “Ya muy pronto dejaremos de comprarlos porque estamos entrenado a mi niña para que vaya solita al baño”.

En la reducción de precios y descuentos de los almacenes minoristas, Target hizo una oferta similar a la de Amazon, en casi 5,000 productos, incluidos pañales y comida para mascotas.

“A mí no me beneficia ni me perjudica porque no tengo mascotas y, además, soy una persona que vive sola”, comentó la señora Elizabeth Wilkins, a su salida de una tienda en la ciudad de Pasadena.

Las compañías Aldi y Kroger también tomaron medidas para bajar los precios de los comestibles.

Hasta el 1 de mayo y en medio de la persistente inflación, Aldi ahorró $60 millones para los compradores, al reducir aún más sus precios bajos diarios en más de 250 artículos.

“Aldi siempre está buscando formas de ayudar a los clientes a ahorrar dinero, pero cada vez más expertos advierten sobre la inflación persistente, y era el momento adecuado para ofrecer descuentos aún mayores en nuestros ya bajos precios por segundo año consecutivo”, afirmó Dave Rinaldo, presidente de Aldi Estados Unidos.

No es altruismo de los almacenes

Los recortes de precios se están produciendo después de que la inflación elevara el costo de los alimentos un 1.1% año tras año en abril. Eso es un 0.1% menos que en marzo y significativamente menos que el aumento interanual del 4.1% en los precios de los alimentos de los restaurantes, lo que deja a los minoristas con la oportunidad de aprovechar la mayor dependencia de los consumidores de los alimentos.

Las medidas de los grandes minoristas no obedecen a una acción altruista sino a las ventas débiles que han mermado sus ganancias y ahora todos compiten porque sus clientes regresen en la lucha contra los altos precios.

Target tuvo una caída del 3.7% en las ventas netas respecto al año anterior y una caída trimestral del 3.7% en las ventas comparables, en lo que fue su cuarto trimestre consecutivo de caídas.

La tendencia de reducir precios también se está dando en la comida rápida, con McDonald’s, Wendy’s y Burger King anunciando ofertas, luego de los clientes están perdiendo el apetito por las hamburguesas de alto costo.

“En los últimos cuatro meses tuvimos la hamburguesa Spicy Chicken a $0.99 centavos; ahora la ofrecemos a $1.99 y las ventas han aumentado”, dijo Rosa Bonilla, gerente de un establecimiento Burger King. “Estaban viniendo unos 1,700 clientes por semana, y ahora calculamos que son unos 2,500”.

Allí, no obstante, la hamburguesa Super Famous que valía $6.99 se vende ahora con un 100% de aumento a $12.99.

“Todavía hay mucha turbulencia”, dijo Carlos Guamán, el experto en finanzas. “La gente está tratando de buscar soluciones en cualquier lado y están dispuestos a recorrer distancias más alejadas de donde compraban antes y encontrar mejores precios”.

Entre tanto, las compañías dijeron, según Guamán : “O nos ajustamos un poco el bolsillo y bajamos los precios porque, de lo contrario, la gente se va con la competencia”.

Fue así que McDonald’s y Burger King anunciaron ofertas de “comidas económicas” por cinco dólares en un esfuerzo por ganarse a los consumidores cansados de la inflación.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos