22.6 C
New York
martes, junio 18, 2024

Supremo escucha caso de salvadoreño a quien se le negó el ingreso a EE.UU. por tatuajes

Pese a que Luis Acensio Cordero, de 47 años, era en 2008 un inmigrante indocumentado, conoció a la ciudadana estadounidense Sandra Muñoz, una prominente abogada de derechos civiles con la que se casó dos años más tarde.

Sin embargo, tras solicitar su Green Card con base a la ciudadanía de su esposa, regresó a El Salvador a su cita final en el consulado estadounidense, sin embargo, la sorpresa fue que le negaron la visa tras una entrevista donde lo cuestionaron por sus tatuajes.

En correspondencia al caso, ahora la Corte Suprema de Estados Unidos escuchó los argumentos orales de la defensa de Cordero en una audiencia de casi dos horas, donde los jueces atendieron  cómo el Departamento de Estado (DOS) le negó la visa por supuestamente ser miembro de una pandilla lo que lo obligó a permanecer en El Salvador desde hace casi 10 años.

En la narración, se describió que la pareja se conoció en Los Ángeles donde se casaron y en 2015 Acensio Cordero regresó a El Salvador para lo que supuestamente sería su cita final en el consulado estadounidense y regresar como residente permanente.

Pero durante la entrevista le pidieron que se desnudara y tomaron fotos de sus tatuajes: la Virgen de Guadalupe, máscaras de teatro, dados y naipes, que son para él recuerdos de su infancia y expresión de su fe católica.

Un oficial consular le preguntó sobre sus antecedentes penales y él describió un arresto de tres días por una pelea con un amigo, caso por el que no se presentaron cargos.

Tras la entrevista, el salvadoreño recibió una notificación de que su solicitud de residencia había sido rechazada, negándole en consecuencia la visa para regresar a Estados Unidos sin explicar cuáles fueron las razones de la negativa.

En 2017, la pareja presentó una demanda ante una corte de distrito en California y supo que le habían negado la residencia porque el Gobierno creía que era miembro de la banda criminal MS-13 con base en la entrevista, su supuesto historial criminal y sus tatuajes.

La batalla legal emprendida por la pareja, el National Immigrant Justice Center (NIJC), el abogado Eric Lee, de Diamante Law Group, y abogados de la escuela de leyes de la Universidad de California Berkeley cuestiona los secretos detrás de las decisiones de visas y qué proceso, si es que existe alguno, se utiliza para corregir decisiones consulares erróneas.

En la audiencia de este martes, el Departamento de Justicia de EE.UU. argumentó que el Ejecutivo tiene el poder de excluir a los cónyuges de ciudadanos estadounidenses “sin dar una razón”.

El juez conservador Brett Kavanaugh cuestionó al Gobierno de EE.UU. cuáles serían los problemas si se le exige proporcionar más información en las denegaciones de visas.

Por su parte la jueza progresista Sonia Sotomayor dirigió la conversación sobre otras sentencias en las que el Supremo ha determinado que el matrimonio es “un derecho constitucional importante”.

El abogado Lee dijo en un comunicado que “me alentó escuchar a los jueces presionar al gobierno” al exponer sus extremos argumentos para negar la visa del salvadoreño.

El resultado del caso podría tener importantes repercusiones para inmigrantes en situaciones similares a las de Acensio Cordero porque es extremadamente inusual ganar desafíos a las negativas del Gobierno a conceder visas.

*Con información de EFE.

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos