30.2 C
New York
martes, junio 18, 2024

Una mujer de Colorado apuñaló a su novio y le cortó el pene, le dio ibuprofeno y lo dejó morir

Una mujer embarazada de 32 años en Colorado está acusada de matar a su novio, apuñalarlo y cortarle el pene tras una discusión sobre si él era o no el padre de su futuro hijo.

Shenting Guo fue detenida y acusada de un cargo de asesinato en segundo grado, y de un cargo de violencia doméstica, anunciaron las autoridades.

Según un comunicado de prensa del Departamento de Policía de Grand Junction, los agentes respondieron a una llamada el 14 de mayo sobre un hombre que no respondía en Woodspring Suites, ubicado en el número 600 de Market Street.

Al llegar al lugar, los socorristas dijeron que localizaron a la víctima con una herida provocada por un cuchillo. El sujeto, cuyo nombre no ha sido revelado por las autoridades, fue declarado muerto en el lugar.

Una declaración jurada citada por The Daily Sentinel, dice que Guo le dijo a la policía que la víctima era su novio, y que creía que estaba embarazada. Según los informes, tuvieron una disputa sobre la paternidad y ella lo apuñaló en la pierna.

“A través de la investigación, se identificó y arrestó a un sospechoso. Shenting Guo, una mujer de 32 años, fue enviada al centro de detención del condado de Mesa y acusada de asesinato en segundo grado”, dijo la policía en el comunicado.

Salió a comprar antibióticos y cerveza

Según el informe, Guo les dijo a los agentes que, tras enterarse de que estaba embarazada, ella y la víctima discutieron sobre si él era o no el padre del niño. Mientras continuaba la discusión, la mujer admitió haber apuñalado a la víctima en la pierna.

Ella dijo que no estaba tratando de matarlo, pero admitió haberlo apuñalado porque estaba ‘muy enojada’”, reportó la policía en la declaración jurada.

Pero eso no fue todo, pues Guo también confesó que, además de apuñalar a la víctima en la pierna, le cortó el pene.

Luego del violento ataque ella salió del hotel y se dirigió a una tienda cercana, argumentando que su novio no parecía sentir ningún dolor. Allí compró suministros como alcohol isopropílico, antibióticos y cerveza. Sin embargo, admitió que se olvidó de comprar vendajes para las heridas de la víctima.

Más tarde su novio le dijo a Guo que sentía frío y pensó que podría morir. En lugar de llamar al 911, la acusada le dio ibuprofeno y agua, según revelan los informes de la Policía.

 

 

Artículos Relacionados

Síguenos

203SeguidoresSeguir
26SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos